5 comportamientos infantiles que no debes ignorar

Actitudes infantiles que los padres debemos corregir

  • compartidos

Hay ciertas conductas de los niños que los padres no debemos ignorar o infravalorar. Estas actitudes pueden esconder problemas mayores e incluso pueden convertirse, si no los atajamos, en comportamientos más difíciles de resolver.

En Guiainfantil.com te contamos qué actitudes infantiles debe observar y controlar para evitar mayores problemas en el futuro.

Qué conductas de los niños debemos cambiar

Comportamientos infantiles que debes frenar

1. Comportamientos agresivos: si el niño tiende a golpear, empujar o insultar a otros niños durante los juegos no debes pasarlo por alto, es importante trabajar para erradicar esta conducta. Pensar que son actitudes pasajeras no ayuda al niño. Es importante intervenir y decirle que no podrá jugar con otros niños mientras sea agresivo con ellos y además hay que... ¡cumplirlo! 

2. Tiene demasiadas rabietas: a los dos años es normal que el niño se rebele con rabietas y pataletas, pero si son demasiado constantes, duran demasiado tiempo o el niño es mayor para tener esa actitud, conviene revisar qué está pasando. Lo que aconsejan todos los expertos para evitar las rabietas es no prestarles atención, avisar al niño de que si actúa así no le haremos caso y por supuesto, que no consiga lo que quiere sólo por llorar o gritar.

3. Desobedece constantemente: si has de llamar constantemente la atención de tu hijo porque nunca hace caso, no debes ignorar esta actitud. Si no intentas cambiar la actitud la rebeldía y la desobediencia serán una constante. Has de recordarle que sólo harás una advertencia de lo contrario habrá consecuencias, por ejemplo no podrá ver ese programa de televisión que tanto le gusta o no elegir el postre. Incluso funciona mejor en positivo: 'podrás elegir tu postre favorito si has terminado todas tus tareas'.

4. Cuenta muchas mentiras: la mentira es normal a determinadas edades cuando todavía no saben diferenciar la fantasía de la realidad, pero si se está utilizando para lograr objetivos o para perjudicar a otros es conveniente actuar. Averigua las causas por las el niño tiende a mentir y crea un clima de confianza para que tu hijo no tenga miedo a decir la verdad.

5. Tiene baja autoestima: si suele mostrarse indeciso, desanimado, triste o perezoso, trata de averiguar qué le está ocurriendo, puede que tenga baja la autoestima. Una buena autoestima ayuda al crecimiento personal y enfrentarse a los retos de la vida. De lo contrario, el niño puede mostrarse miedoso, con tendencia a la depresión, puede tener cambios de humor y, en definitiva, no será un niño feliz. 

Ideas de juegos para que los niños aprendan las letras del alfabeto

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud