10 hábitos para desarrollar en el niño antes de la adolescencia

Educación básica antes de que el niño se convierta en adolescente

  • compartidos

Los psicólogos recomiendan corregir los malos hábitos, comportamientos o costumbres de los niños desde las primeras etapas. Poner normas y límites en la educación de los hijos es fundamental, no sólo para crear una buena convivencia en casa, sino también para ir sentando las bases para el futuro.

Antes de que llegue el temido momento de la adolescencia y cueste mucho más corregir las conductas de los hijos, conviene ponerse manos a la obra e inculcar a los niños todos estos hábitos:

10 hábitos que debemos inculcar en el niño antes de que sea adolescente

Educar al niño antes de la adolescencia 

1. Dedicar un tiempo cada día a hablar: a los adolescentes suelen encerrarse en sí mismos y no les gusta hablar demasiado, para preparar el camino y evitar este aislamiento, podemos adquirir el hábito de hablar un poquito con ellos cada día.

2. Cenar juntos: es un estupendo momento para conectar y la familia suele estar reunida a esa hora. También es un estupendo momento para dialogar en familia.

3. No utilizar el móvil en la mesa: los niños nos observan e imitan, si no queremos que el día de mañana, nuestro hijo adolescente coma mientras chatea con sus amigos por teléfono, no lo hagas tu.

4. Habla su lenguaje: es importante mantenerse al día en las aplicaciones, dispositivos o programas que utilicen. Es importante seguir en contacto con ellos y su mundo a medida que crezcan.

5. Mantén vivo el cariño: aunque se vayan haciendo mayores y ya no quieran tantos abrazos o besos, mantener el contacto físico es importante. Abrazar y besar a los hijos es una muestra básica de afecto.

6. Conocer a sus amigos: los padres debemos saber con qué niños pasan el rato nuestros hijos. Hemos de prestar atención a sus amistades y la gente que les rodea, sobre todo, si cambian de amigos o comienzan a frecuentar a gente que no conocías.

7. Encontrar afinidades: puede ser jugar al ajedrez, montar en bici, hacer running o ver documentales del espacio. Cuando sea adolescente podremos mantener la conexión a través de hobbies y pasatiempos.

8. Conocer sus intereses: a medida que vaya creciendo cambiará de aficiones o intereses, conocer qué le gusta o le apasiona o qué cosas detesta, te ayudará a no perder la pista a tu hijo y a seguir conociéndole.

9. Dejar que se equivoquen: la sobreprotección no les favorece, debemos dejar que ellos mismos aprendan de sus errores y, sobre todo, mantenernos cerca para ayudarles a superarlos.

10. No ser autoritarios: durante la infancia, el niño puede ser receptivo a las órdenes, pero a medida que crezca, cuanto más autoridad impongamos sobre ellos, más intentarán rebelarse. 

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud