Distintas formas de ciberacoso en los niños

Aprende a detectar los síntomas de acoso por internet

  • compartidos

El acoso a los niños ya existía desde hace mucho en las aulas, pero ahora encuentra una nueva herramienta que lo hace aún más peligroso: internet. Palabras como ciberbullying o sextorsión empiezan a resultar familiares para padres cada vez más preocupados por la seguridad de sus hijos. Pero, ¿conoces todos los peligros que acechan en la red? Te explicamos cuántos tipos de acoso por internet existen y en qué se caracterizan cada uno. 

Los distintos tipos de acoso o bullying por internet a los niños

niño asustado frente ordenador

Existen distintos tipos de acoso por internet y todos ellos tienen algunas peculiaridades. Aquí te desvelamos algunas de las formas más conocidas para que aprendas a detectar los primeros síntomas de acoso a tiempo:

 - Ciberbullying: Se trata del acoso psicológico realizado entre menores en ese que constituye su nuevo y relevante entorno de socialización: el ciberespacio. Adquiere las más diversas manifestaciones alentadas por las incesantes novedades tecnológicas y la ilimitada imaginación de las personas menores de edad. No hace falta ser más fuerte, ni dar la cara, ni coincidir con la víctima, ni conocerle. Además, no presenciar el sufrimiento puede contribuir a infligirlo en mayores dosis.

 - Internet grooming: Se conoce así a la estrategia de empatía y engatusamiento que utilizan depredadores sexuales para ganarse la confianza de menores y acabar, mediante chantaje emocional o de otro tipo, obteniendo gratificaciones de índole sexual que pueden ir desde el envío de imágenes o vídeos a propuestas de encuentros en persona.

 - Sextorsión: Este neologismo tiene su origen en el inglés 'sextortion', una forma de explotación sexual en la cual se chantajea a una persona por medio de una imagen de sí misma desnuda que ha compartido a través de Internet mediante sexting, una sesión de cibersexo, o mediante espionaje digital. La víctima es posteriormente coaccionada para tener relaciones sexuales con el/la chantajista, para producir pornografía, o para obtener dinero u otras acciones. El chantaje se suele realizar por Internet, ya que asegura un cierto grado de anonimato al criminal.

 - Ciberacoso sexual: Cuando la violencia sexual se realiza en el espacio online y/o por medio de las TIC (Tecnologías de Información y Comunicación). Adopta formas que no exigen contacto físico ni proximidad entre quien la ejerce y sus víctimas, y es discreta, imperceptible en muchas ocasiones para terceras personas

- Ciberviolencia de género: más allá del ciberacoso sexual y otras formas de violencia sexual digital, la victimización de las mujeres online cobra especial relevancia impulsada por dos características adicionales que presenta la Red: la facilidad para hacer daño y el contacto permanente con la víctima.

De todos estos tipos de acoso online, el ciberbullying y el sexting son los más utilizados por los acosadores. Los niños y niñas (se dan más casos entre las niñas) se enfrentan cada vez a más riesgos. Ellos no son conscientes de ellos. Es curioso cómo ante un caso de acoso por internet, los niños prefieren contárselo a sus hermanos y primos antes que a sus propios padres. Aunque en la mayoría de los casos (en un 72%), prefieren guardar silencio y no contárselo a nadie. La misión de los padres es mantenerse alerta ante cualquier síntoma de acoso en sus hijos. Más aún teniendo en cuenta que 2 de cada 10 niños han tenido alguna experiencia desagradable por internet.

Pantallas amigas

Pantallas Amigas
Colaborador de Guiainfantil.com

Juegos para niños con cajas de cartón recicladas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud