Diferencias en el acoso escolar entre niños y niñas

Qué diferencias existen en el acoso escolar entre niños y niñas

  • compartidos

El acoso escolar o bullying afecta a niños y niñas por igual. La edad crítica está en torno a los 11 años. Pero, ¿existen diferencias dependiendo del género de los implicados en el caso de acoso? ¿Es diferente el acoso escolar en niños y en niñas? Aunque nos sorprenda, sí se dan particularidades dependiendo del género. La psicóloga María José Ruiz Pastor nos lo explica.

Qué diferencias existen en el acoso escolar entre niños y niñas

Bullying entre niños y niñas

Cuando los niños son pequeños, sí existen algunas diferencias en el acoso escolar. Estas particularidades se van desdibujando a medida que los niños y las niñas crecen. Pero cuando son más pequeños, sí podemos observar esta diferencia: 

- Acoso entre niños: En el caso de acoso entre niños de 6 a 10 años, suele ser más físico, más verbal, más de insultos, porque lo niños suelen ser más impulsivos.

- Acoso entre niñas: Entre niñas, el acoso escolar suele ser más de exclusión social, más de contar 'chismes', más de aislamiento, más emocional. Ese 'voy a ver cómo la puedo aislar'... 'Voy a ver cómo puedo hacer para que se quede sin amigas'.  

Normalmente los patrones suelen ser así: los niños se identifican más con un acoso físico, y las niñas con una agresividad más emocional. Pero es verdad que a medida que avanzamos en la adolescencia, en ambos casos se da la agresividad física, tanto en niños como en niñas. 

Hay que tener en cuenta este dato: el daño físico es muy fácil de ver, es más impactante y visual, pero el daño psicológico no se ve. Muchas veces las víctimas no lo cuentan porque se sienten culpables y tienen miedo de que los padres se avergüencen de ellos. 

Lo importante es permanecer atentos para detectar cualquier mínima señal de acoso pronto, para tomar las medidas oportunas cuanto antes. 

Vídeo del acoso escolar según el género del acosador

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud