Cómo detener el bullying entre hermanos

Te explicamos qué hacer ante un caso de acoso entre hermanos

  • compartidos

Son muchas las personas que piensan que el bullying es cuando se produce acoso en la escuela. Desgraciadamente, el bullying es cierto que se puede dar en el ámbito escolar, pero también puede darse en las familias. En una familia con hermanos puede suceder que uno o varios hermanos acosen física o emocionalmente a otro de ellos, siendo una tortura el día a día para la víctima en su propio entorno familiar.

Si unos padres se dan cuenta de que en su casa los hermanos están haciendo la vida imposible a otro, el sentimiento puede ser realmente desconcertante, ¿cómo es posible que ocurra eso en el hogar? En algunos casos puede haber sentimientos de culpabilidad al no entender qué es lo que han hecho mal en la educación de sus hijos, pero sentir culpabilidad no es el camino correcto. En cuanto se descubre que algo raro pasa, es necesario tomar medidas para tener el bullying entre hermanos lo antes posible.

6 pasos para detener el bullying entre hermanos

Niña arrastrada por hermana

1. Detener el comportamiento agresivo. La agresión debe interrumpirse inmediatamente: insultos, peleas o cualquier comportamiento degradante, son agresiones y no deben ser toleradas. Un adulto debe intervenir inmediatamente y hablar con los niños.

2. Hacerles responsables de sus acciones. Un acosador debe saber que acosar es una elección y no una necesidad. Independientemente de las razones del niño para justificar sus acciones, deberá ser responsable de las cosas que hace o dice.

3. Evitar los celos en el hogar. La eliminación de los celos dentro de casa es complicado porque en muchos casos los padres no están seguros de qué es lo que desencadenan los celos. Lo mejor es tener una charla con el hijo y averiguar qué es lo que le preocupa.

4. La enseñanza y aprendizaje como claves. Un padre o madre debe ser un buen modelo para sus hijos. Pero en algunas situaciones, los padres pueden ser unos buenos ejemplos y el niño toma un camino diferente (debido a otras influencias como los amigos o el entorno). Es necesario enseñar a los niños a respetar a los demás, trabajar la Inteligencia Emocional desde casa, enseñar lo que significa ser una familia y un ciudadano respetuoso.

5. Enseñar empatía. Es necesario enseñar al niño acosador qué se siente cuando alguien sufre acoso, así podrá identificarse con la situación y saber cómo se siente la víctima.

6. Resolución de problemas. El acoso entre hermanos puede ser causada por la falta de habilidades en la resolución de problemas. Es necesario que aprendan buenas técnicas para poder expresar sus sentimientos y sus deseos de la forma más asertiva posible.

El acoso entre hermanos puede tratarse de forma mucho más fácil que otras formas de acoso, pero los padres, desde la tranquilidad y el respeto deberán educar a sus hijos cuando hagan algo que esté mal. Es necesario recordar que el acoso no es cosa de niños en ningún ámbito de la vida.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud