Bullying entre hermanos. Causas y síntomas

Cómo identificar si existe acoso entre hermanos

  • compartidos

Muchos padres piensan que el bullying sólo es cosa de la escuela y por culpa de padres que no han sabido educar bien a sus hijos. Pero el bullying puede ir mucho más allá de las puertas del colegio o de la negligencia de la escuela o la mala educación de los padres… el bullying puede estar dentro de un hogar y que se dé entre hermanos.

El acoso entre hermanos es mucho más común de lo que la mayoría de las personas creen. Una gran parte del bullying entre hermanos tiene que ver con la rivalidad o la competencia que pueden sentir uno con otro, o que no son lo mismo para sus padres. Esta situación, si no se toman medidas adecuadas puede agravarse considerablemente. La casa familiar es el lugar donde un niño debe sentirse seguro y en pleno confort, el impacto negativo de un niño cuando su agresor vive justo en la habitación de al lado puede ser horrible.

4 señales que advierten que hay bullying entre hermanos

Niña llora

El acoso entre hermanos es una forma de violencia entre ellos. Es más común cuando los niños son pequeños, pero también puede llegar a la edad adulta, algo que puede dejar graves secuelas a los niños.

Es necesario que los padres estén atentos para saber que sus hijos están teniendo problemas donde uno ha tomado el papel del acosador y el otro es una víctima que lo está pasando mal. En muchas ocasiones las víctimas de sus hermanos prefieren ocultar su malestar por miedo a reprimendas. Hay algunas señales de alerta que los padres deben observar concienzudamente para saber que hay algo que falla:

1. Insultos y violencia psicológica hacia un hermano. Los insultos son las señales más comunes de acoso entre hermanos. Un insulto puede hacer más daño incluso que el abuso físico. Muchos insultos pueden destruir la autoestima de un niño haciendo que tenga problemas en su vida. Cualquier forma de negatividad de un hermano a otro debe tratarse de inmediato.

2. Agresiones físicas. Los niños pueden sentirse frustrados cuando no saben expresar sus emociones de forma asertiva al no poder discutir las cosas que le molestan. En lugar de eso arremeten contra sus hermanos y les agreden físicamente (patadas, golpes, pellizcos, tirones de pelo, etc.). La agresión física no debe ser tolerado bajo ningún concepto.

3. Ganging (cuando más de dos hermanos están involucrados en el bullying hacia otro). Los hermanos pueden confabularse para atacar a un hermano y esto provocará una lucha desigual. Por ejemplo, pueden hacerle el vacío haciendo que el hermano víctima se sienta solo y pueda llevarle incluso a la ansiedad o a la depresión.

4. Intentar destruir al hermano en cualquier aspecto (físico, social, psicológico). Puede ir desde romper el juguete preferido del hermano, hasta ridiculizarle de forma social delante de personas conocidas como amigos y familiares o desconocidas, como en un bar.

 

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud