5 errores de los padres frente al acoso escolar o bullying

Lo que nunca debes hacer ante un caso de acoso o bullying

  • compartidos

El acoso escolar o bullying es un tema muy serio que puede afectar más de lo que piensas a tu hijo. Cualquier niño puede ser víctima de acoso. No tiene por qué ser especial. De pronto otro niño decide que será el blanco de sus burlas. Y el colegio, ese lugar que antes era seguro y amable, se transforma en una auténtica pesadilla para él. 

La actuación de profesores y padres ante un caso de bullying es determinante. No sólo la rapidez con la que se actúa, sino el cómo se actúa. Algunos padres tienden a restar importancia a las quejas de su hijo. Y empiezan a cometer una serie de errores imperdonables. De decimos cuáles son.

5 graves errores sobre el acoso escolar que perjudican a tu hijo

Los errores de los padres frente al acoso escolar

Los clichés, la educación más arcaica y una serie de errores encadenados pueden resultar terribles para tu hijo. Te decimos cuáles son los 5 grandes errores que pueden cometer los padres frente a un caso de bullying:

1. Pensar que 'eso es cosa de crios'. 

2. Creer que eso sólo les pasa a los niños 'raros'. 'Algo habrán hecho para que otro le moleste tanto'.

3. Pensar que a mi hijo eso nunca le va a pasar sin que me entere. 'Sería el primero en enterarme. Yo le conozco mejor que nadie'.

4. '¿Que te han insultado? No seas chivato y aguántate'.

5. Decir a tu hijo: 'Nunca te metas en los problemas de otros. No es tu problema, y al final, te salpica'.

Lo que debemos saber del acoso escolar

1. Cuando se produce una relación de dominante y dominado y además hay una víctima que sufre maltrato psíquico constante, cuando un niño sufre ante los actos reiterados de otros, es acoso. Y no, no es cosa de niños. Ningún acto violento lo es.

2. La víctima de acoso escolar puede ser cualquier niño. Puede que saque buenas notas o no. Que lleve gafas o no. Que sea obeso o no. Que lleve vaqueros o no.

3. La mayoría de padres cuyo hijo sufre acoso, tardan en darse cuenta. El niño que sufre acoso suele sentirse avergonzado y oculta lo que le está ocurriendo. Además siente miedo y no es capaz de contar lo que le ocurre a nadie.

4. Chivato es el que cuenta secretos con intención de causar un mal a terceros. El que es capaz de denunciar un daño o un acto de agresividad (física o psicológica), hace lo correcto.

5. El problema de un compañero de clase también es tu problema. Es el problema de todos.

Se calcula que uno de cada 3 niños en edad escolar pueden sufrir acoso. Cuanto antes aprendamos a actuar, antes conseguiremos parar esta situación. 

Fuente consultada: Estudio de psicología 'Ayudarte'.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud