La soberbia y los niños

Qué causa la soberbia en los niños

  • compartidos

La soberbia va cogida de la mano del orgullo y del amor propio y como con cualquier cosa en exceso puede ser perjudicial para cualquier persona que lo padece, ya que en pequeñas dosis denota carácter y personalidad pero en exceso puede ser un gran defecto que deja entrever grandes carencias.

Pero claro ¿cómo se distingue la soberbia, del orgullo y del amor propio si suelen ir acompañados? ¿Cómo diferencia que un niño tiene soberbia y no que es un niño con una personalidad bien establecida? La soberbia es un indicador claro de inseguridad personal y falta de autoestima.

Cómo es un niño soberbio

Niño enfurruñado

Un niño con soberbia necesitará sentirse siempre superior a los demás y sentir cómo los demás son menos que él. Además son niños arrogantes y orgullosos que les gusta presumir de sus logros y que además les cuesta controlar el enojo si hay alguien que no es capaz de halagarle sobre lo que alardea.

Por si fuera poco el niño con soberbia quiere ser querido pero al mismo tiempo le cuesta tanto ofrecer su cariño como recibirlo intentando aparentar superioridad a causa del ego. La soberbia es como un globo que empieza a hincharse pero donde llegará un momento que no pueda hincharse más y explote mostrando a todo lo pequeño que se siente realmente.

Un niño con soberbia atacará al más débil porque reflejará sus propias carencias (que quiere esconder a toda costa) y sin darse cuenta sentirá que está en contra del débil pero no porque haya hecho nada, simplemente porque lo siente así al creerle incapaz.

Pero al mismo tiempo un niño con soberbia necesitará estar rodeado de súbditos para mostrar diariamente lo superior que es porque necesita que le halaguen, estando siempre a la defensiva y causando temor y/o rechazo en sus iguales.

Qué hay detrás de la soberbia de los niños

Detrás de un niño con soberbia hay un niño con miedo. Miedo a las críticas, miedo a no ser el mejor, miedo a que los amigos o los padres le critiquen. ¿Y cómo se camufla ese miedo? Aparentando ser lo que no es para poder sentirse por encima de los demás cuando en realidad el niño con soberbia sólo busca reconocimiento y cariño pero no sabe expresarlo de otro modo, un cariño que anhela pero que al mismo tiempo rechaza.

El complejo de inferioridad y la baja autoestima hará que el niño y la soberbia vayan cogidos de la mano durante largo tiempo intentando disimularlo hablando de los logros, de lo bien que hace las cosas, buscando el reconocimiento y el control de las situaciones.

Por lo que podemos comprobar que el amor propio ocupa poco espacio en la soberbia cuando ésta es extrema ya que sería un amor propio y orgullo en exceso y mal gestionado.

Educar en valores a los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud