Juegos para mejorar la confianza de los niños en sí mismos

Cómo aumentar la autoestima de nuestro hijo mediante el juego

  • compartidos

El juego es una de las principales fuentes de aprendizaje durante la infancia. Jugando los niños aprenden a conocerse mejor, desarrollan nuevas habilidades y ponen en práctica competencias sociales como la cooperación o el trabajo en equipo. Jugando aumentan su imaginación y creatividad.

El juego favorece su capacidad empática, desarrolla sus capacidades lingüísticas, fomenta la autoestima y el autocontrol y proporciona confianza en uno mismo.

Cómo incentivar la confianza del niño en sí mismo

Niño disfrazado de reno

Para que un niño recupere la confianza en sí mismo debemos permitir que juegue y explore, que juegue y se exprese sin miedo ni temor a equivocarse. Si buscamos que un niño vuelva a creer en sí mismo debemos permitir que escoja y organice sus actividades y juegos para que de este modo desarrolle paulatinamente la confianza necesaria en sí mismo y mejore su autoestima en relación con la percepción de logro, individualidad y creatividad.

Para conseguir incentivar la confianza de los niños en sí mismos debemos permitir que mediante el juego pueda expresar sus sentimientos: sus alegrías, sus miedos, sus angustias o preocupaciones.

Juegos para mejorar la confianza de nuestro hijo en sí mismo

Como vemos cualquier juego puede ser válido para fomentar la confianza de los niños en sí mismos si se permitimos que escoja libremente pero también si el adulto lo acompaña adecuadamente. En este caso hemos escogido 3 para ponerlos en práctica en casa, pero pueden ser adaptados para tratarlos en el aula.

1. Juego simbólico. El juego por excelencia en la infancia, el juego en el que el niño representa ser, hace de mamá, papá, médico, indio, bombero, maestra, … Cualquier tipo de juego que el niño imagina ser e imita situaciones de la vida real. En este tipo de juego los niños ponen en práctica todo su abanico de habilidades personales, emocionales y sociales que en un futuro les serán de gran ayuda.

2. El día del piropo o elogio. Este tipo de juego más específico trata de fomentar la autoestima y el autoconcepto tan necesarios para desarrollar la confianza de los niños en sí mismos. Podemos escoger un día de la semana para convertirlo en el día de los piropos y elogios. Ese día nos fijaremos en algo que nos gusta del otro y se lo diremos, se trata de los padres resalten las cualidades positivas del niño y viceversa, podemos utilizar frases del estilo 'Me gusta mucho como …. ', 'Me parece increíble la forma que tienes de …'. Además si las escribimos en un papel y las colgamos en la nevera tendrán un efecto mucho mayor porque cada vez que el niño se sienta abatido o falto de confianza puede recurrir a ellas y ver todo lo que hace bien y valoramos de él. Para que el juego tenga un valor efectivo las frases deben ser realistas, no debemos exagerar. Se trata de un juego para aumentar la autoestima de los niños a la vez que fomenta la confianza y seguridad en sí mismo. No obstante debemos utilizar este juego de forma moderada, sin excedernos en las alabanzas y elogios, recordemos que tampoco es bueno adularlo constantemente.

3. Sombrero de las decisiones. En este caso se trata de que los niños dejen de tener miedo a tomar sus propias decisiones y confíen en sí mismos. Para ello jugaremos con un sombrero, real o imaginario, que colocaremos sobre sus cabezas y les animaremos a tomar algún tipo de decisión. Por ejemplo: 

- llamar a un amigo e invitarlo a que venga a jugar un día a casa;

- ir a la panadería a comprar el pan, si no tienen edad para ir solos les acompañaremos los padres pero dejaremos que pidan y paguen ellos solos;

Se trata de que los niños construyan y recuperen la confianza suficiente en sí mismos para desarrollar la autonomía y la independencia necesaria para desenvolverse con soltura en el mundo que les rodea y hacer frente a los posibles fracasos que deberá afrontar a lo largo de la vida.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud