7 características del niño inseguro

Cómo ayudar al niño inseguro a que tenga más confianza en sí mismo

  • compartidos

A lo largo de la infancia, los niños se van enfrentando a situaciones o retos que van a conseguir que su personalidad salga reforzada o que por el contrario, sea más insegura. 

La consecuencia de no dejarle hacer cosas por sí mismo, ayudarle en exceso en algunas tareas en las que ha demostrado tener capacidad, insistir en realizar las tareas entre los dos, desemboca en una interpretación por su parte de que no es capaz de realizar las tareas por sí mismo y en vez de comprender que es una ayuda, desarrolla miedo a hacer las cosas por sí mismo y se vuelve inseguro.

Características del niño inseguro

Los niños inseguros

1. Baja autoestima: No se atreve a hacer algunas cosas él solo porque no cree ser capaz de poder hacerlas bien. Por eso, no participará en clase o en cualquier actividad. Es un niño que tiene mucho miedo a cometer errores y decepcionar a los demás y siempre está pensando que 'no vale para nada'.

2. Reservados a la hora de expresar sus sentimientos por miedo a sentirse criticados o rechazados.

3. Falta de autonomía: Eso se traduce en que tendrá una gran dependencia por parte de los padres para realizar cualquier actividad, desde elegir lo que se va a poner hasta lavarse los dientes. 

4. Estilo pasivo para enfrentarse a los conflictos: Ante una decisión preferirá que sean otros los que escojan o dilatará la decisión en el tiempo y como consecuencia le costará relacionarse con otros niños.

5. Disminución en el rendimiento académico: Problemas de concentración en los estudios y de organización, le cuesta mucho empezar porque debe escoger cuál será la asignatura por la que debe empezar y además valorar cual es más importante o más urgente para atender. Por tanto, tardarán mucho en conseguir llegar a tomar una decisión y perderán el tiempo sin progresar en sus estudios.

6. Incremento de la ansiedad cuando hay algo que decidir. Saber que va a tener que tomar decisiones, hace que le genere una  gran tensión (mucho más que a otros niños de su edad) y necesariamente lo acaba somatizando en el cuerpo a través de vómitos, dolores de cabeza, tensión muscular, tartamudeo, problemas digestivos….

7. Alteración del sueño: Cuando hablamos de alteraciones, nos referimos a  gran inquietud para irse a dormir, lo puede reflejar porque puede hablar dormido (somniloquia) o terrores nocturnos o no va a tener un sueño continuado y a veces puede ir acompañado de lloros y o bien querrá irse a dormir con sus padres o les pedirá que tengan la luz encendida o la puerta entreabierta. En otras ocasiones, le puede costar simplemente irse a dormir y va a buscar excusas para no dormir (como que le lean un cuento o lo que hicieron hoy) o se va a enfadar por ir a la cama. En este sentido, desarrolla todas esas características no por el hecho de que le de miedo la oscuridad sino por dejar de estar acompañado o por no querer pensar en las decisiones que va a tener que tomar solo.  

Consejos para mejorar la seguridad en los niños

- La rutina va a conseguir que tenga una mayor confianza, ya que le va a permitir adelantarse a lo que viene. Las decisiones ya van a estar tomadas y sus ideas ordenadas.

- Aumentar su autonomía: Cederle poco a poco la responsabilidad de tomar decisiones sin que tú tengas que dar la aprobación a cada detalle, va a ayudarle a que cada vez tarde menos en decidir. El ambiente es determinante para fomentar una mayor seguridad y si la planteas alternativas para que decida entre dos cosas, irá consiguiendo que desarrolle más fácil esta habilidad.

- Mejorar su autoestima: Si no se decide también es porque piensa que no tiene la capacidad suficiente para hacerlo o piensa que no tomará la decisión más acertada. Así que motívale diciéndole que puede lograrlo y transmítele esa seguridad que le falta.

- Reduce las críticas: En ocasiones, le animamos a que haga algo pero si no lo hace perfecto o cómo nos gustaría, enseguida señalamos su error y cómo debería hacerlo bien. Al hacer esto, pensamos que le ayudamos a no confundirse, no obstante en los niños inseguros, esa exigencia sólo conseguirá que el niño desconfíe en que podrá hacerlo bien y no vuelva a intentarlo para no sentirse juzgado.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud