Trucos para enseñar a los niños restar con llevadas

Cómo ayudar a nuestros hijos a entender las restas con llevadas paso a paso

  • compartidos

Que un niño aprenda a restar con llevadas puede a veces no ser tan fácil como nos gustaría. Aunque nuestros hijos encuentran en el colegio y su profesorado unas pautas para poder desenvolverse con este tipo de ejercicios, algunos necesitan un apoyo extra en casa.

Si queremos que nuestros hijos consigan aprender a restar con llevadas de una manera fácil y amena, sin que se agobien, y consiguiendo que lo entiendan y lo hagan fácilmente en el colegio, es necesario que aprendamos algunos trucos.

Pautas para que los niños aprendan a restar con llevadas

Cómo aprender a restar con llevadas

 Para empezar, tal y como les hemos enseñado a sumar con llevadas, y han conseguido aprender por qué un lado favorece al otro con esas fantásticas cifras que se llevan de un dígito al de más allá y que lo completan, con las restas debemos hacer lo mismo pero al revés.

Como ya habrán interiorizado el concepto de las restas en los primeros conocimientos, a la hora de explicarles las que tienen las "llevadas", lo que podemos hacer es establecer juegos de color, en los que estos dígitos irán en una tonalidad completamente diferente para que no se olviden que hay que quitarles de una columna y establecerlos en la siguiente.

Aunque en una primera instancia podrán recordar con los dedos de la mano cuántas se llevan exactamente, es recomendable que utilicen el truco del color o del dígito sobre la columna de al lado para evitar tamborilear con los dedos y las famosas llevadas.

Tips para enseñar las restas con llevadas

Para conseguir enseñarles las restas con llevadas a nuestros hijos podemos llevar a cabo distintos trucos, cuentos o fábulas para que se acuerden.

- El préstamo del vecino: Me faltan manzanas porque quiero que mi vecino me las preste, ¿cuántas le debo? Este tipo de frases harán que vayan interiorizando que de una de las columnas se quitan números que pueden dejar esos 'restos' que hemos de añadir a la siguiente. 

El truco del cero: Aunque todos los niños entienden a la perfección que el cero es un número que ni suma ni resta, sino que deja el dígito exctamente igual, es recomendable que también se acostumbren a pintar esta 'no llevada' sobre la columna, para que no se lo salten.

- El juego de tachar: Si lo que queremos es que vayan aprendiendo a sumar de forma rápida, podemos recomendarles que muy suavecito tachen con el lápiz aquellos dígitos que ya hayan restado.  

Lo que los abuelos pueden hacer por sus nietos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud