Juego para enseñar aumentativos y diminutivos a los niños

Cómo enseñar el significado de los aumentativos y los diminutivos jugando

  • compartidos

Si tu hijo te pregunta qué es un aumentativo o un diminutivo, diles que los sufijos que hacen que las palabras expresen grandeza, tamaño grande son los aumentativos, y los que denotan pequeñez son los diminutivos. Recuérdale que los sufijos son las letras que se agregan a una raíz para formar una palabra. Son las terminaciones de las palabras.

Los sufijos aumentativos son: AZO, AZA, ÓN, ONA, OTE, OTA (Por ejemplo: PerrAZO, carnAZA, caserÓN, mujerONA, grandOTE, espadOTA, etc). Los sufijos diminutivos, además, expresan aprecio o cariño y son: ITO, ITA, ICO, ICA,  ILLO, ILLA, ETE, ÍN, INA. (Por ejemplo: PerrITO, casITA, gatICO, borrICA, cuadernILLO,  tortILLA, elefantETE, sillÍN, pillINA,etc).

El juego de las palabras mágicas con aumentativos y diminutivos para niños

Niña vestida de maga

Para que los niños más pequeños aprendan lo explicado, podemos recurrir al juego. Explicaremos que todos los niños son magos y a través de sus poderes  podrán hacer magia y convertir las palabras en diminutivas o aumentativas según su deseo. Para jugar necesitaremos los siguientes materiales:

- Cartulinas de colores para hacer las diferentes tarjetas

- Dos cuencos grandes  y un cubo o recipiente, forrados con papel de color brillante y tan  adornados como nosotros queramos.

- Un cuaderno grande y grueso que será 'El Libro de las palabras mágicas' dónde se pegarán las tarjetas con las palabras diminutivas o aumentativas (también adornado mágicamente).

- Un sombrero cónico y una varita mágica hechos con cartulinas de colores para cada niño (estos lo  podrán hacer ellos mismos).

- Pegatinas de estrellas plateadas.

- Autoadhesivo.

Cómo jugar con los niños al libro de las palabras mágicas

1. Por un lado, tendremos 'El caldero de la verdad',  en el que habrá numerosas tarjetas, y del que cada mago deberá elegir dos, en ellas estarán escritas las palabras  a las que después habrá que  añadir los sufijos aumentativos o diminutivos. 

2. Por otro lado, tendremos dos cuencos, a los que llamaremos 'Los cuencos de los sufijos',  en los que introduciremos nuevas tarjetas,  más pequeñas y estrechas y con diferentes colores en los que estarán  escritos los sufijos aumentativos en uno  y los diminutivos en otro. Cada niño tendrá la libertad de elegir y convertir la palabra en aumentativa o diminutiva según su deseo.

3. Por último tendremos, 'EL LIBRO DE LAS PALABRAS MÁGICAS', dónde deberán colocar las tarjetas con las palabras una vez añadido el sufijo, como muestra la imagen de más abajo.

Juego con sufijos

4. Habrá un 'Ayudante mago', que será el encargado de vigilar que cada niño saque dos tarjetas de 'el caldero de la verdad' y una tarjeta de cada 'cuenco de los sufijos', (o dos del mismo cuenco). De tal manera que cada niño se juntará con cuatro tarjetas. Dos tarjetas con una palabra cada una, (sacadas de 'el caldero de la verdad') y una con un sufijo aumentativo y otra con uno diminutivo.

5. Después de elegir las palabras del caldero, cada mago (vestido con su sombrero y su varita) deberá deletrear  en voz alta las palabras que haya elegido y una vez hecho esto dirá el conjuro con su varita en alto: 'Abracadabra, voy a convertir en diminutiva (o aumentativa) esta palabra' y sacará los sufijos que  pegará a la palabra que quiera convertir y según haya expresado en su deseo.

Por ejemplo; si nuestro mago saca de 'el caldero de la verdad', las palabras DEDO y CODO, y le salen los sufijos ITO y AZO, deberá añadir los sufijos dedITO y codAZO, o bien, dedAZO y codITO, y una vez convertida la palabra, deberá ir a pegarlas al 'Libro Mágico'  y a la vez dirá el nombre de la palabra transformada y repetirá si es aumentativa o diminutiva. También tendrá la libertad de elegir dos aumentativos o dos diminutivos, (dedito y codito, o dedazo y codazo).

6. Una vez el niño haya colocado correctamente sus palabras en EL LIBRO DE LAS PALABRAS MÁGICAS, ganará una estrella (pegatina que se colocará en su sombrero de mago. Todos los niños tendrán la oportunidad de hacer  magia y ganar su estrella.

- Elegiremos palabras sencillas, de acuerdo siempre a la edad de los niños, por ejemplo: CASA, PERRO, COCHE, AMIGO, CARNE, SILLA, NARIZ, VESTIDO, CONEJO, MANO, GATO, etc.

- El ayudante de mago puede ser el profesor o la persona que supervise el juego, y será el encargado de poner las pegatinas de las estrellas en los sombreros de los niños. 

- Todas las tarjetas llevarán autoadhesivo. Podemos elegir un color para las tarjetas de las palabras, y otros dos diferentes  para las de los sufijos.

- El mismo libro nos puede servir para colocar palabras derivadas (con sufijos y prefijos), palabras atendiendo al número de silabas, según su acentuación, etc. con separadores para cada actividad. El libro de las palabras mágicas quedará a la vista de todos los niños para su consulta.

- Podremos alargar el juego todo lo que deseemos.

Para terminar os dejo una fase de Walt Disney.: 'Para crear lo fantástico, primero debemos entender lo real'.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud