El ciclo lunar explicado para niños

Cómo contar a los niños en qué consiste el ciclo de la luna

  • compartidos

Mamá, ¿por qué cambia la luna y por qué aparece distinta en el cielo cada noche? Si hay algo que llama mucho la atención de los niños es la atmósfera, la naturaleza, la formación de las nubes, las puestas de sol o la aparición nocturna de la luna. Comprender estos procesos hace mucho más fácil que los padres puedan explicar a los niños curiosidades como el ciclo lunar de forma sencilla. 

El ciclo lunar para niños 

El ciclo lunar para niños

Para empezar, para poder explicar a los niños el ciclo lunar, lo mejor es que nos hagamos con algunos artículos para que sea más fácil la explicación. Podemos hacerlo a través de pequeñas pelotas de plastilina en distintos colores para escenificar los movimientos lunares y también para que la tierra esté presente. También podemos hacerlo con dibujos para poder explicar las distintas fases de la luna y sus movimientos. 

Lo primero que nuestros hijos deben saber del ciclo de la luna es que ella es el único satélite natural de la Tierra. Esto quiere decir que se traslada alrededor de nuestro planeta, que gira alrededor del Sol. Dependiendo de la posición respecto a la Tierra y al Sol, así serán las fases de la luna, en un ciclo que dura unos 29 días, y que son las distintas iluminaciones por las que pasa la luna al dar una vuelta completa en la Tierra.  Así, la luna irá cambiando día a día, lo que despierta la curiosidad de los niños. 

Las fases de la luna explicadas para niños

Para que los niños entiendan cómo va cambiando la luna, con cada uno de los dibujos o construcciones de plastilina de las fases lunares tenemos que ir poniéndoles alrededor de la Tierra, dejando el Sol a uno de sus lados para que comprendan su actuación

- Luna nueva: Este tipo de luna es apenas perceptible. Para que los niños lo entiendan, con las pelotas de plastilina, deberemos hacer una circunferencia que sea del mismo color del cielo de noche, para que capten que no se verá. Si estamos dibujando, también podemos ponerla tras el sol, que es la que impide su visualización en el cielo. 

- Luna creciente: Es la fase que se encuentra entre la luna nueva, el cuarto creciente y la luna llena y dura aproximadamente ente 19 y 30 horas, lo que hace que pueda verse desde distintos ángulos. Es muy pequeñita, y podremos dibujarla con facilidad. 

- Cuarto creciente: Es la forma más característica para un niño, ya que tiene forma de rajita de melón, pero para que no se confundan hemos de decirles que no es la que dibuja una 'C' en el cielo, sino justo la contraria. Para dibujarla en un papel, basta con hacer la parte contraria, ya que la luna está formando un ángulo de 90º con la Tierra y el Sol. 

- Luna llena: Es una de las fases más reconocibles para los niños. Entenderán fácilmente que cuando el ciclo lunar tiene todo el protagonismo del sol, la visualización será total. La luna, también llamada plenilunio, será completamente redonda, por lo que el juego con plastilina o el dibujo debe ser un círculo que sea blanco en su interior. 

- Cuarto menguante: En esta fase, la luna dibuja un ángulo recto igual que la luna creciente, pero justo al lado contrario. Colocar un espejito sobre el dibujo anterior hará que los niños comprendan fácilmente que la luna se ha dado la vuelta al ser iluminada desde ese lado. 

- Luna negra: Es en esta fase cuando la luna vuelve a comenzar su ciclo desde el origen. Para que los niños lo entiendan, debemos darle dinamismo con flechas que unan los dibujos o las plastilinas. 

Los niños deben cuidar el medio ambiente

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud