Cómo enseñar a los niños a sonarse la nariz

Consejos para que nuestros hijos aprendan a expulsar los mocos

  • compartidos

Si hay una acción rutinaria y que los adultos vemos muy sencillo es el acto de sonarnos la nariz. Cuando estamos resfriados, cuando hay algo en esta zona que nos molesta, cuando nos pica, si tenemos alergia... ¿qué misterio tiene coger un pañuelo y expulsar el interior de la nariz? 

A priori, esto no tiene ninguna dificultad, pero para un niño todo es un aprendizaje continuo, y conseguir hacer fuerza con la nariz sin hacerse daño y poder expulsar mucosidades es algo que lleva su tiempo. 

Consejos para ayudar a los niños a sonarse la nariz solos 

Cómo aprender a sonarse la nariz

Cuando queremos que nuestros hijos aprendan a sonarse la nariz, lo primero que tenemos que hacer es armarnos de paciencia, ya que es algo que aunque parezca sencillo no es tan fácil para los niños. 

Para empezar, hemos de tener claro que los niños no suelen comprender a la primera el concepto de 'soplar' por la nariz para expulsar lo que hay en su interior, y que si aprietan demasiado podrían incluso hacerse daño. Además de controlar este ejercicio, también es necesario que sepan cómo mover los dedos con el pañuelo para extraer las mucosidades y posteriormente limpiar la zona. 

Pasos para que tu hijo aprenda a sonarse la nariz

- Aprender a soplar: Los niños tienen que tener claro que lo que deben hacer es soplar con contundencia por ambos orificios de la nariz. Un truco es el de practicar con ellos expulsando primero aire por la boca, para después mostrarles cómo se hace igual por la nariz. Además, si les indicamos que lo hagan con ánimo, conseguirán expulsar los mocos cuando están resfriados. 

- Los orificios nasales: Aunque algunos niños se 'suenan' la nariz con los dos orificios al mismo tiempo, debemos enseñarles que esto podría incluso taponarles los oídos en un momento dado. Para que no suceda, es preciso que les enseñemos a turnar cada uno de los lados de la nariz tapándolos con los dedos y soplando por el lado contrario. 

- El movimiento del pañuelo: Saber utilizar el pañuelo en cuestión es tanto o más importante que conseguir limpiar la nariz. Para enseñarles, lo primero es que aprendan a mover los dedos como si fuera una pinza, con el dedo índice y corazón en contraposición al pulgar.

- La limpieza de la zona: es tan importante aprender a sonarse la nariz como el hecho de que finalmente la mucosidad termine expulsándose del todo y no tengan la nariz o incluso la boca manchada por fuera. El último paso que tenemos que dar con nuestros hijos es el que termina con el aprendizaje de la limpieza del rostro para que no queden mocos. 

Ideas de plastilina para hacer con los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud