Cómo enseñar a los niños a resolver sus problemas

Consejos de educación para incentivar la autonomía de los niños

  • compartidos

El conflicto es algo que está presente a lo largo de toda nuestra vida. Es una realidad que debemos entender para poder tratarla de manera adecuada y para poder tomar decisiones correctas.

Por ello, es importante que los niños aprendan la capacidad para resolver problemas o conflictos ya que puede ser muy beneficioso para ellos y para su propia autoestima.

Qué pueden hacer los padres para enseñar al niño a resolver sus conflictos

Cómo enseñar a los niños a resolver sus conflictos

Los padres debemos dejar que experimenten con los problemas y conflictos. De esta forma podemos conseguir que los niños:

- Estrenen su capacidad de empatía.

- Aprenden a tomar decisiones.

- Desarrollan su capacidad para enfrentarse a dificultades.

- Aprenden a negociar, escuchar y dialogar.

- Se desarrollan sus habilidades sociales.

Si evitamos que los niños se enfrenten a los comflictos, les privamos de conocer y probar las herramientas que les permitirán desarrollar estrategias para la resolución de conflictos.

Inteligencia emocional de los niños para resolver conflictos

La inteligencia emocional es una herramienta muy significativa en la habilidad de las personas para resolver conflictos. Su desarrollo debe iniciarse a edades muy tempranas para prevenir conductas antisociales. Por ello, para enseñar a los más pequeños a negociar debemos concretar qué destrezas y qué experiencias en toma de decisiones tiene para luego introducir la idea de resolución de conflictos y proporcionar oportunidades para ponerla en práctica.

Debemos tener cuidado, porque si obligamos a negociar a un niño que no tenga estas destrezas desarrolladas será frustrante para nosotros y el pequeño. Estas habilidades suelen aparecer a los 3 años.

6 consejos para enseñar a los niños a resolver problemas

1. Debemos favorecer la comunicación con nuestros hijos. Dejemos que el niño aprenda a exponer su punto de vista y ejercite su manera de resolver los problemas para evitar que llegue a las rabietas.

2. Servir de ejemplo. Al ser el espejo donde se miran los más pequeños debemos actuar de la manera que queramos que aprendan nuestros hijos ante la situaciones conflictivas que se presenten

3. Primero negociar. Deben aprender primero a negociar y después ir introduciendo conflictos para que adquieran habilidades para solucionarlos.

4. Leer historias. O bien hacerle observar imágenes, fotos, donde los personajes tienen un problema. Es importante ir introduciendo este tipo de formato para que vayan teniendo 'contacto' con los conflictos. Además, al enseñar estas historias es importante mencionar cuál es el problema, las diferentes posibilidades de resolverlo y cuáles son las consecuencias de las mismas.

5. Usa los conflictos que surjan para enseñar al niño a actuar. No solo le riñas, aprovecha y explícale lo que debe hacer la próxima vez.

6. Da opciones. No se trata de castigarle cuando hace alguna 'trastada' sino de dar diferentes opciones para que el niño elija y pueda aprender a resolver la situación.

6 pasos para practicar la resolución de problemas con los niños

1. Identifica el conflicto. Debes preguntar qué ha pasado y recoger toda la información que puedas para tener una visión objetiva y así hablar de ello desde una perspectiva no menos distorsionada.

2. Que exprese como se siente. pídele que cuente como se siente y cuéntale (si estas implicado en el conflicto), como te has sentido. Es decir, en vez de indicar: 'Tú has hecho mal esto...', debes expresarle: 'Yo me he sentido mal por esto'.

3. La necesidad de ambos. Debes hacerle entender la necesidad de escuchar antes de actuar.

4. Brainstorming. Pregunta qué podéis hacer y entre todos dar soluciones. Piensa y razona con ellos. Ayuda a qué vean las ventajas e inconvenientes de cada una de las opciones.

5. Democracia. Elegir la opción que parece mejor entre todos. No se trata de que nadie gane a nadie, sino en llegar a un consenso y un acuerdo.

6. Actuar de acuerdo con la solución escogida. Una vez hecho, valorar lo ocurrido.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud