Cómo enseñar a los niños a ganar

La importancia de educar en valores a los niños

  • compartidos

A todos nos gusta ganar, pero hay diferentes formas de ganar. Está la forma de ganar tóxica que gusta porque deja a los demás por debajo de ti y la forma de ganar sana que se hace con humildad y que se tiene el esfuerzo y la dedicación como los mejores amigos para conseguirlo.

En el caso de la forma ganar tóxica, no importa los medios que se utilicen para conseguirlo, ni tampoco importa si se hieren o no los sentimientos de los demás. Esta forma de ganar sólo tiene un único objetivo: ganar. Los niños (y también los adultos) que sienten que esta forma de ganar es la adecuada, es cuando nos encontramos ante un sentimiento (real pero oculto) de inseguridad y de inferioridad.

La importancia de enseñar a los niños a ganar

Niños ganan copa 

Las personas que quieren ganar a toda costa y quedar por encima de los demás son personas que necesitan demostrar a los demás que están por encima, que tienen mejores capacidades (aunque realmente no lo sientan así). Estas personas si tienen hijos les será difícil cambiar ese 'chip' para enseñar a los pequeños a ganar sin competitividad, algo que sin duda a los pequeños les puede perjudicar seriamente en su autoestima en su relación con los demás.

Las personas que tienen una forma de sana de ganar serán aquellas personas que transmitirán a sus hijos el valor del esfuerzo, del trabajo en equipo y de la constancia. Estos padres serán capaces de enseñar a los niños que el camino es mucho más importante que la meta, y que si no se gana no pasa absolutamente nada porque lo que verdaderamente importa es haberlo intentando y haberse esforzado en conseguirlo.

Cómo enseñar a los niños a ganar de forma sana 

Como podrás imaginar la forma de ganar sana es la que todos los niños y niñas necesitan aprender para poder aumentar su autoestima y su confianza personal. Los niños necesitan saber que se cree en ellos, deben sentir que son capaces de hacerlo pero que el hecho de ganar o perder será algo secundario. Y estos niños que valorarán el esfuerzo y la dedicación, pero que si ganan será bueno pero si pierden será aprendizaje... serán los que realmente ganen.

En cambio, los niños que están sometidos a que sus padres quieran que gane a toda costa, que la competitividad tóxica  es la que mueve sus vidas... estos niños sufrirán estrés, ansiedad, preocupación constante... realmente serán niños que no disfrutarán de lo que hacen y sólo querrán demostrar a los demás que pueden hacerlo, en lugar de demostrárselo a ellos mismos. Este tipo de enseñanza, el que muestra que el resultado es el que realmente importa, es el que incita a los niños por ejemplo, a copiar en los exámenes. 

La mejor forma de enseñar a los niños a ganar es centrarse en el esfuerzo, en la dedicación y hacerles ver a los pequeños que el resultado sólo es parte del camino.

Educar en valores a los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud