Cómo debe ser el profesor particular del niño

El profesor particular en el aprendizaje de nuestro hijo

  • compartidos

Si tanto desde la escuela como desde casa empezáis a notar que el niño/a necesita atención individualizada para un apoyo escolar es porque seguramente la opción de la academia ya esté agotada. La atención individualizada siempre será más provechosa que las clases en grupo aunque sea con pocos alumnos.  

El profesor particular para tu hijo es una buena opción siempre que el niño se sienta desmotivado en el estudio, baje su rendimiento escolar, no sepa organizarse bien la tarea, no tenga un buen hábito de estudio, y sobre todo, si como padres lo habéis intentado todo y os sentís desbordados porque decirle que se ponga a estudiar es todo un conflicto. 

Cuatro características importantes del profesor particular de un niño

niña y profesora particular

Normalmente cuando se produce este conflicto es porque tu hijo siente frustración y/o desmotivación hacia los aprendizajes a causa de su bajo rendimiento y entonces no tiene ganas de hacer nada, pero es como un círculo vicioso: cuanto menos hace, peores notas obtiene y por tanto aumentará su desmotivación y su sentimiento de frustración.

Cuando esto ocurre hay que darle apoyo emocional al niño y valorar las cosas que hace bien y dejar un poco a un lado lo que hace mal, únicamente recordarlo como algo constructivo. Pero además de este apoyo es importante también ofrecerle apoyo escolar con un profesor particular. La figura del profesor particular suele ser bien recibida puesto que el niño se siente atendido académicamente y además motivado, algo que sin duda aumentará la autoestima del niño. Pero ¿cómo debe ser el profesor particular de tu hijo para que sea adecuado? Veamos algunas características importantes:

- Titulación como maestro, profesor o psicopedagogo. La titulación es esencial para que una persona pueda ser un buen profesor particular e impartir clases a primaria como a secundaria. Hay padres que no dan importancia a esto y es un aspecto primordial a tener en cuenta para garantizar una buena enseñanza de los contenidos y que la persona elegida sepa estrategias de motivación y aprendizaje. Si las clases debe ser para un chico/chica de universidad entonces la titulación deberá ser diferente y acorde a las necesidades del alumno.

- No hará deberes. Un profesor particular no debe hacer los deberes de la escuela con tu hijo, porque los deberes debe realizarlos tu hijo en casa en su tiempo dedicado a los deberes y al estudio. Un buen profesor debe tener un rol activo y enseñarle a organizarse el estudio, a realizar ejercicios mnemotécnicos, a repasar, a leer comprensivamente, a realizar esquemas, etc. Es decir, a aprovechar el tiempo con una inversión a largo plazo. 

- Debe tener vocación en la enseñanza y llevarse bien con tu hijo para que de este modo pueda motivarse y ver que es capaz de hacer cualquier cosa que se proponga. De este modo si tienen preguntas las podrán realizar sin sentir vergüenza y podrán resolver todas sus dudas. La confianza es algo primordial.

- Tendrá que ser una persona responsable, tener disponibilidad horaria (o al menos ser flexible ante posibles imprevistos) y sobre todo, que se comprometa a estar con tus hijos durante todo el curso escolar.

12 manualidades con rollos de papel higiénico para hacer con niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud