Cómo prevenir los secuestros infantiles

Consejos para enseñar al niño a desconfiar de los extraños

  • compartidos

Uno de los grandes miedos de los padres es que algún extraño pueda secuestrar a nuestros pequeños. Y nos da tanto miedo que no queremos ni pensar en ello. Sin embargo, debemos pensar en ello y tomar las medidas preventivas necesarias para evitar un secuestro infantil.

Los más pequeños también deben ser conscientes del peligro, así que debemos hablar con ellos, inculcarles cierta prudencia sin ser alarmistas y sin atemorizarlos. Pero hay algunas reglas que deben quedar claras entre padres e hijos para evitar un episodio como el secuestro de niños o el abuso infantil.

Recomendaciones para prevenir los secuestros de los niños

Caballito columpio parque

1. Es fundamental enseñar a los más pequeños a desconfiar de los extraños. Más vale que el niño pase por un maleducado por no contestar a un desconocido cuando está solo que tener un disgusto.

2. Plantea cierta normas, explícale por qué no puede hablar con desconocidos, ni aceptar golosinas, ni mucho menos subirse a un coche.

3. Tú nunca enviarías a nadie que el niño no conozca a darle un recado o a buscarle. Déjale claro este aspecto a tu hijo o hija porque muchos secuestradores utilizan el truco de decir que su madre les ha mandado a buscar.

4. Procura que tus hijos no lleven su nombre visible en ninguna prenda o mochila para evitar que el secuestrador les llame por su nombre creando así un clima de confianza.

5. Si llevas a tus hijos al parque, delimita la zona de juegos y no los pierdas de vista. Si salen del límite marcado, que te avisen y acompáñalos. Puede servirte a la hora de vigilarle vestirle con prendas de colores fuertes. Te ayudará a localizarlos rápidamente.

6. Los niños deben saber qué hacer en caso de un posible secuestro. Enséñales que si un desconocido se acerca a ellos e intenta llevárselos deben gritar para alertar a los demás.

7. En los sitios muy concurridos, como calles céntricas, espectáculos o ferias no sueltes a tus hijos de la mano. Puede ser muy limitante, pero las aglomeraciones de gente son el lugar perfecto para los secuestradores.

8. Nunca olvides que todas estas medidas de prevención de secuestros debes razonarlas con tus hijos por pequeños que sean. Ellos deben conocer los motivos por los que seguir las recomendaciones. En caso contrario, puede que no se tomen en serio estas medidas de seguridad.

9. Los niños deben estar protegidos, aunque eso a veces suponga cierta restricción de sus juegos infantiles. Y en todo caso, somos los padres quienes debemos aprender a vigilar a los más pequeños sin que se sientan asfixiados.

10. Si vives en una zona conflictiva con un alto riesgo de secuestros infantiles, puedes compensar las excesivas medidas preventivas con algún fin de semana en el campo para que tus hijos puedan jugar más libremente.

Laura Vélez. Colaboradora de Guiainfantil.com

Juegos para niños con cajas de cartón recicladas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud