El primer contacto del bebé con el agua

La adaptación al medio acuático del bebé. Entrevista a Cruz Lobo

  • compartidos

La primera toma de contacto del bebé con el agua debe ser especial para él y para sus papás. Ellos son los únicos que pueden darle la seguridad y la confianza que necesita para adaptarse a un medio nuevo que, por otra parte, le resulta familiar. Cruz Lobo Sanz, monitora de Educación y Actividad Acuática Infantil de la piscina Baby Swim, nos revela en esta entrevista cuáles son los secretos de una buena adaptación del bebé al medio acuático.

El primer contacto del bebé con el agua

Primer contacto del bebé con el agua

¿Cómo debe producirse el primer contacto del bebé con el agua?
El primer contacto con el agua debe ser mediante el juego porque los bebés no entienden todavía qué es lo que vamos a hacer. No podemos decirle a un bebé que se ponga a trabajar porque todo en su vida es jugar. Con la intervención del papá o la mamá, enseñarles es más fácil. Es muy importante que los padres se metan con ellos en la piscina, porque los bebés no te conocen al principio y tienes que tener el apoyo de los padres. Además, conviene enseñar a los papás para que cuando se vayan a la playa o la piscina puedan seguir practicando las inmersiones, los saltos… y evitar, muchas veces, movimientos bruscos que no son recomendables para los niños de estas edades. En el agua, todo debe ser suave y tranquilo, con mucho relax, tranquilidad, paciencia y seguridad en los papás.

¿Cuál es la mejor manera de meter al niño en el agua, mojándolo poco a poco o zambulléndolo de una sola vez?
Cuando empezamos, les cogemos, les abrazamos suavemente, con su mamá al lado y les introducimos poquito a poco echándoles agua. Si el niño no llora, le ponemos directamente el material, y si llora ese día actuamos de otra forma, no le ponemos material, vamos a jugar y a que se familiarice, sin prisa. El riesgo que corremos es que el niño empiece a cogerle miedo al agua el primer día. Por eso, el contacto con el agua se debe hacer poco a poco, con mimos, palabras dulces y juegos.

¿Los bebés mayores de un año cuentan con alguna ventaja a la hora de familiarizarse con el agua?
Les ponemos el mismo material, aunque su progreso es más rápido porque son más mayores, ya que saben andar y mover los brazos. Un bebe con 5 meses, a parte de que adquiere la posición fetal siempre con las piernecitas en el pecho, le va a costar más estirarse. En cambio, los de 17 meses ya saben andar y su progreso es más rápido. No obstante, siempre depende mucho del niño y de los papás.

¿Qué tenemos que hacer para ganarnos la confianza de los bebés?
Para que los padres se fíen de ti, es importante que vean que estás preparada. Lo principal es que el niño esté tranquilo. Es normal que, al principio, lloren porque todo es nuevo, el material, el agua, el monitor, incluso, a veces, hay mucho ruido. Poquito a poco, vamos metiendo al bebé en el agua, mientras jugamos con él. Después, el papá te lo va dejando para que te conozca y tenga confianza en ti. Al principio, le haces tú los ejercicios y después le enseñas a los padres cómo hacerlos.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de hacer las inmersiones al bebé?
Las primeras inmersiones debemos hacerlas nosotros. Luego, podemos enseñarlas a los padres. Hay veces que tragan un poquito de agua, es normal, pero cuantas más inmersiones se hagan, no siempre en el mismo día, más aprenden. Lo normal son tres o cuatro inmersiones al día, dependiendo también un poco del niño, y sólo una, si ha tragado agua y se empieza a quejar, porque no queremos que le tome manía a las inmersiones. La técnica que usamos para que estén prevenidos ante una inmersión es soplarles primero un poco en la cara. Así se preparan instintivamente. Las inmersiones son muy importantes para la supervivencia en el agua. Si el bebé está preparado para una inmersión va a cerrar él solito la glotis y no va a tragar agua.

Marisol Nuevo

7 experimentos con agua para hacer con niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud