Cómo distribuir el mobiliario en la habitación del bebé

Consejos de decoración para habitaciones infantiles

  • compartidos

Si ya has planificado la decoración de la habitación del bebé, vamos a empezar a distribuir el mobiliario para conseguir que el espacio esté bien aprovechado y sea seguro para nuestro bebé.

Lo primero es pensar en los elementos que vamos a necesitar distribuir, teniendo en cuenta nuestras necesidades, el espacio disponible y pensando que en un futuro no muy lejano el dormitorio necesitará algunos cambios. No se debe abigarrar el espacio con elementos innecesarios porque la funcionalidad es un factor muy importante en los dormitorios infantiles.  

Muebles básicos para la habitación del bebé

Mobiliario de la habitación del bebé

Como mobiliario imprescindible tenemos la cuna, el cambiador y el armario. Si disponemos de espacio suficiente es muy aconsejable contar también con una pequeña zona de lactancia con un sillón o butaca cómodos y una pequeña mesa auxiliar para dejar objetos. Hay lámparas de pie que ya tienen una pequeña mesita incorporada que sirven perfectamente para este propósito.

El elemento más voluminoso es el armario. Muchas veces existe ya uno empotrado en el dormitorio lo que nos determinará la disposición del resto del mobiliario. En el caso de que no exista buscaremos uno que se adapte en medidas a nuestro espacio. Deberás poder guardar la ropita del bebé, la lencería y aquellos objetos que necesites tener a mano. Piensa en que necesitarás al abrir las puertas cómodamente y sin obstáculos.

La cuna debe estar colocada en un lugar seguro, lejos de la ventana para evitar corrientes de aire y ruidos. Ten precaución con las cuerdas de las cortinas y los radiadores. Generalmente se coloca un lateral o la cabecera apoyados en una pared. Debe estar bien iluminada y ser accesible fácilmente para atender al bebé.

El cambiador es necesario para el cuidado diario del pequeño. Puedes elegir entre diferentes modelos y dimensiones, con o sin bañera incorporada… Es aconsejable colocarlo en un lugar bien iluminado, bien sea por una ventana o por una lámpara y cerca del armario. Debe contar con un espacio para guardar los pañales, cremas, toallitas y botes que vas a necesitar en el momento del cambio.

Hay otros elemento auxiliares nos pueden ayudar a mantener el orden como estanterías, librerías y jugueteros. Además cuando el niño crezca los podrá utilizar para guardar sus pequeños tesoros.

Decoración de tartas para el cumpleaños de los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud