Literas en la habitación de los niños

Ideas de decoración para cuartos infantiles

  • compartidos

Cuando la habitación de nuestros hijos debe ser un espacio compartido se nos plantea el dilema sobre qué tipo de cama debemos elegir. Las dimensiones del dormitorio y el uso del mismo van a ser factores que van a influir en la decisión. Por ejemplo, si queremos disponer de una zona de juegos o de estudio cuando ya van creciendo, deberemos optar por una solución en las que las camas dejen el espacio libre necesario. Una de las opciones posibles son las literas.

Diferentes tipos de literas para habitaciones infantiles

Las literas en las habitaciones infantiles

Las literas son muebles formados por dos camas superpuestas, una encima de la otra con la característica de que no necesitan desplazarse para su uso. Es un modelo de camas que sobre todo encantan a los niños pero que a las mamás nos resultan más incómodas por la dificultad que supone hacer la parte superior.

El modelo más tradicional, una sobre otra al mismo nivel, deben contar con un espacio entre camas de 80 cm como mínimo para que sean cómodas y es importante que tengas en cuenta que desde el colchón superior hasta el techo deberás contar con 90 cm como mínimo

Algunas literas tienen la opción de incorporar, debajo de la cama inferior, cajones de almacenaje o una cama nido extra, ideal para cuando viene de visita algún amigo o si la habitación la comparten tres hermanos. Piensa que al abrir esta cama debes dejar un espacio de circulación apropiado. Unos 50 cm puede ser suficiente.

Una variante de mucha actualidad son las literas tren en las que las dos camas se superponen sólo parcialmente. Esto va a permitir que se disponga de un espacio de almacenamiento adicional debajo de la cama superior: un armario, cajones, e incluso se puede llegar a albergar una pequeña zona de estudio. Este tipo de cama es ideal para una habitación estrecha con una pared de 3 a 3’2 metros de largo. 

Y otra de las opciones es la de colocar las dos camas en forma de 'L'. Esto permite aprovechar la zona de esquina del dormitorio si este es más cuadrado y utilizar parte de la zona inferior para una mesita de noche o un pequeño mueble de almacenaje.

Todas estos tipos de cama litera necesitan una escalera de acceso (de unos 40 cm de ancho) para subir a la parte superior. Además como sistema adicional de seguridad es aconsejable disponer de una barra protectora para evitar posibles caídas, sobre todo si quien duerme arriba es todavía pequeño.

Dibujos para colorear de una habitación

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud