Consejos para empezar a decorar la habitación del bebé

Primeros pasos para planificar la decoración de la habitación de nuestro hijo

  • compartidos

Uno de los momentos que más ilusión nos hace es sin duda el de empezar a decorar la habitación de nuestro bebé. Lo primero que hay que hacer para cambiar o crear un espacio para el descanso del bebé es pensar pensar cómo queréis que sea el dormitorio.

Hay unas pautas básicas y sencillas que se deben tener en cuenta para empezar a planificar 'la habitación perfecta'. Veremos, paso a paso, cómo empezar a decorar la habitación del niño o la niña.

Pasos para decorar la habitación del bebé

Decorar la habitación del bebé paso a paso

1- Conocer el espacio: es necesario medir la superficie de la habitación para poder hacer una buena distribución del mobiliario. Mi consejo es que hagáis un pequeño plano de la habitación en un papel utilizando la cuadrícula como referencia de escala. Dibujad todos los elementos (ventanas, puerta, radiador…)  y el mobiliario y jugad con las piezas como si fuera un puzle. Otro truco es planificar en el suelo con periódico, cinta o papel dónde irá cada pieza de mobiliario, así os hacéis idea de lo que van a ocupar.

2- Planificar: debéis haceros algunas preguntas importantes como si el mobiliario va a ser utilizado por varios niños o solo por el que viene en camino, si ya tenéis piezas que van a combinar con algunas nuevas, si buscáis un estilo determinado, si es un espacio provisional porque os vais a trasladar… Responder a estas sencillas preguntas os permitirá pensar a largo plazo. Pensad en el mobiliario que necesitaréis. Hay piezas que van a ser imprescindibles como la cuna, el cambiador y el armario. Otros elementos como las estanterías o una buena butaca para la lactancia con una mesita auxiliar son aconsejables si dispones del espacio suficiente.

3- Buscar un punto de partida: seguro que buscáis inspiración en imágenes de habitaciones que se encuentran en la red y en revistas. Las fuentes son tan amplias que debéis centraros en lo que os gusta y crearos un álbum que os ayude a ir depurando las posibilidades. Es muy interesante buscar un punto de partida, es decir, un elemento central alrededor del que  giran el resto de elementos. Por ejemplo, una tela que os ha enamorado, una lámpara especial, una pieza de mobiliario que para vosotros es imprescindible,… La planificación girará alrededor de ese punto y será así más sencilla.

4- Elegir el color: cada color transmite sensaciones de las que generalmente no somos conscientes. Puedes decidir entre colores neutros, cálidos o fríos pero ten en cuenta que el bebé necesita un ambiente tranquilo y acogedor, así que mi consejo es que utilices colores claros y relajantes. Es importante valorar también otros factores como la cantidad de luz que tiene la habitación y  sus dimensiones. Para habitaciones poco luminosas o pequeñas deberemos elegir colores claros y que aporten luz y sensación de amplitud. 

Elige primero las telas y alfombras que quieres utilizar porque es más fácil  encontrar  luego el color de la pintura al tono que al revés. Como acabados, para las paredes puedes elegir entre pintura, papel pintado, zócalos en madera… 

Dibujos para colorear de una habitación

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud