Remedios naturales para la piel seca del bebé

Qué hacer cuando el niño tiene la piel muy seca

  • compartidos

Muchos bebés tienen la piel seca. Pero este problema, tiene solución. Es necesario conocer remedios naturales que ayudan a que su piel esté mejor que nunca.

Los factores externos pueden contribuir a que la piel del niño se seque, así como el hecho de que el tiempo del baño sea excesivo o que los bebés estén expuestos a cambios bruscos de temperatura. Pero, ¿cómo solucionarlo?

Factores que contribuyen a la piel seca del bebé

La piel seca del bebé

Los bebés pueden tener la piel seca por múltiples razones: porque su sensibilidad en cuanto a la dermis es mayor y que pueden verse afectados por agentes externos como el frío, el aire acondicionado, la calefacción, o los cambios de temperatura cuando se pasa del calor al frío o viceversa, por un exceso de exposición a la luz del sol, al cloro de la piscina, al agua del mar o incluso al contacto con la arena de la playa... Todos estos factores hacen que la piel del niño pueda estar más seca de lo habitual. Para solucionarlo, nada mejor que consultar remedios caseros que terminan con la sequedad. 

7 remedios naturales para la piel seca del bebé 

1. El uso de humidificador: Cuando la casa está excesivamente cargada de calor, la piel puede llegar a secarse, tanto la de los adultos como la de los niños. Por eso, tanto en invierno como en verano es necesario tener a mano un humidificador que mantenga húmedo pero constante la temperatura del hogar. 

2. El aceite de oliva: Uno de los mejores remedios para la sequedad es el aceite de oliva. Este componente es rico en vitaminas K y E y tiene antioxidantes que hacen que la dermis pueda absorber estas propiedades y estar menos seca. Es recomendable utilizarlo en pequeñas dosis a modo de masaje, lo que hará que quede impregnado y menos seca la zona, y lo podemos aplicar con dos dedos dándole al bebé un suave masaje.

3. Control del tiempo de baño y los jabones: Aunque la higiene es uno de los factores más importantes para la salud y la vida de los bebés, un exceso del tiempo de baño podría contribuir a que la sequedad regresase. Más de 10 minutos podría hacer que los niños tuvieran la piel más seca que las veces anteriores. Además de los minutos de baño, la temperatura del agua es muy importante, y siempre es recomendable hacerlo con agua tibia, que no esté excesivamente caliente ni tampoco demasiado fría. Además, en este punto también tenemos que tener en cuenta que utilizar jabones que no lleven Ph neutro también pueden secar la piel del niño, por lo que es mejor utilizar aquellos que sean lo más naturales posibles y nunca utilizar jabones todos los días . 

4. La utilización de avena: La avena conlleva propiedades que reducen la irritabilidad de la piel. Lo mejor es comprar la avena natural que podemos encontrar en un supermercado y mezclarla con agua para que termine por ablandarse. Esto puede formar una masa que podemos usar como mascarilla natural para terminar con la molesta sequedad

5. Infusión de hierbabuena: Un remedio casero que puede ayudar mucho a la piel de nuestro bebé es la infusión de hierbabuena. Se trata de una planta medicinal que tiene propiedades relajantes y que es muy útil en el caso de problemas de cólicos o estomacales, y también ayuda con los problemas respiratorios. En el caso de la piel, también es muy efectiva porque ayuda a que la sensación de sequedad se calme y la dermis quede mucho más relajada, porque también es antiinflamatoria y contribuye a que la piel esté en mejores condiciones. 

6. Aclarado de la piel tras el cloro o la sal: En las jornadas de playa o piscina, cuando los bebés empiezan a tener contacto con el agua, es bastante probable que se quede en su dermis restos de sal marina o de cloro. Antes de la ducha, o mientras continúa el día, es necesario que con agua tibia tratemos de eliminar tanto el cloro como la sal del mar. 

7. Extracto de manzanilla: Además de ser buena como remedio casero para otros aspectos intestinales, porque protege el estómago, la manzanilla también puede ser beneficios para la piel del bebé. La manzanilla es una planta medicinal con acción calmante, que además es antiinflamatoria y antiséptica. Para utilizarla contra la sequedad, es necesario prepararla con ayuda de agua y dejar que se enfríe. Después, es necesario que utilicemos un algodón fino, y con él podemos repasar las zonas más secas de la piel del niño para que recuperen su elasticidad. 

Si la sequedad de la piel del bebé persiste a pesar de los remedios caseros, y no tiene nada que ver con factores externos, el ambiente o los cambios de temperatura, es necesario acudir a un pediatra. Muchos bebés pueden tener problemas en la piel que conllevan sequedad y que tengan que ver con dermatitis, o el enrojecimiento de la zona del pañal por su uso o incluso eczemas

Fotos a bebés dormilones

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud