Swaddling. Beneficios de envolver al bebé

Cómo se realiza la práctica de envolver al bebé

  • compartidos

¿Qué es swaddling? La traducción al español de esta palabra es envolver y se ha hecho muy popular en los últimos años ya que se ha recuperado la práctica de envolver al bebé con una sabanita o una manta debido a los beneficios que proporciona al recién nacido.

No se trata de una técnica nueva, las madres y amas de cría ya la utilizaba en el siglo XVIII y XIX porque los bebés estaban más calmados y dormían mejor.

La práctica de envolver al bebé

Swaddling o envolver al bebé

Envolver al bebé le aporta calor y seguridad, sobre todo durante sus primeros días de vida, en los que todavía ha de acostumbrarse a vivir en una temperatura diferente a la del útero materno. Además, el excesivo espacio del que dispone puede asustarle o mantenerle inquieto, por ello los defensores de esta práctica explican que incluso ayuda que el bebé duerma mejor y está más relajado ya que se encuentra más recogido.

Antes de envolver al bebé es conveniente elegir el momento adecuado para hacerlo, preferiblemente cuando ya haya comido y esté cambiado. También es importante no apretar demasiado la sábana o la manta, sobre todo por la parte de las piernas, para no dañar al bebé y dejarle un poco de espacio para que no tenga las piernas totalmente estiradas para evitar que sufra displasia de cadera.

Muchas mamás han comprobado que la técnica de envolver al bebé les relaja y les ayuda a dormir, aunque también es cierto que, al tener un sueño más largo y sosegado pueden no despertarse para realizar sus tomas, por lo que se recomienda prudencia para que no pierdan peso, sobre todo en los primeros días de vida y realicen una alimentación adecuada. Tampoco se recomienda seguir con la práctica cuando el bebé ya puede girarse y moverse de forma autónoma.

Cómo se envuelve al bebé, paso a paso

1. Coloca una manta fina o una sábana de tamaño cuadrado y que no sea muy grande sobre una superficie plana. Dobla la esquina de la derecha y coloca al bebé con los hombres sobre la doblez.

2. Toma el extremo izquierdo de la tela y pásalo sobre el cuerpo del bebé metiendo el extremo por debajo de su brazo izquierdo.

3. Coge el extremo inferior de la sábana y súbelo hasta meterlo también por detrás de su brazo izquierdo, teniendo cuidado para que el brazo quede dentro de la tela.

4. Toma el trozo de tela que queda y dóblala hacia el corazón del bebé y lo que sobra mételo por detrás de su brazo derecho.

Fotos a bebés dormilones

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud