El primer día del bebé en casa

Tras el parto, qué hacer cuando el bebé recién nacido llega a casa

  • compartidos

Después del parto y de pasar algunos días en el hospital, donde el bebé y la madre pudieron contar con todo el apoyo y atención médico, ha llegado el momento de volver a casa, y en esta ocasión llevando a un bebé en brazos.

Es normal que los padres, especialmente los primerizos, tengan que enfrentarse a dudas, miedos e inquietudes en cuanto al cuidado del bebé y a la nueva realidad familiar. Eso suele pasar en los primeros días del bebé en casa.

Cómo cuidar a un bebé

Primer día del bebé en casa

El bebé está en casa, ¿y ahora qué? Esta sensación de desorientación es normal en los padres durante los primeros días del bebé en casa. Aparte de alimentar, bañar, curar el ombligo y cambiar el pañal al bebé, hay que conocerle, saber por qué llora, cuándo tiene hambre o sueño, y a comunicarse con él. Todo parece difícil al principio, pero pasados unos días todo seguirá su ritmo y los padres ni se acordarán de los días que estuvieron sin su bebé.

Para que los padres vivan esta etapa con tranquilidad y que además disfruten de su bebé y de su paternidad, y que puedan conocer al bebé y el bebé a ellos, es conveniente seguir algunos consejos:

- No descarten la ayuda de algún familiar o amigo, especialmente en los primeros días con el bebé. Delegar a alguien las tareas domésticas, recados, etc., os relajará. Puede que no las hagan como os gustaría, pero recordad que la prioridad ahora es el bebé.

- Es aconsejable limitar las visitas. En los primeros días del bebé en casa, lo mejor es evitar que la casa se llene de gente. Lo ideal es que si viene alguien, que venga para ayudar.

- Durante los primeros días el bebé solo comerá y dormirá. Así que deben aprovechar para descansar o hacer las tareas domésticas que les correspondan.

- Es necesario planificar el cuidado del bebé y las labores domésticas entre la pareja para que ninguno de los dos se sienta abrumado.

- Es importante, no solo el descanso de la madre para favorecer la producción de leche, como también que se alimente bien. Una buena dieta e hidratación también favorecerá a la lactancia.

- La cura del ombligo del bebé suele durar entre 5 y 8 días. Por lo general, no se baña al bebé en este período, aunque hay madres que lo que hacen es bañar al bebé y secar muy bien su ombligo tras el baño con gasas esterilizadas. En todo caso, se debe seguir las orientaciones médicas.

- El cuidado de los pechos es importante ya que será, en muchos casos, la fuente de alimentación del bebé. Masajes circulares, por ejemplo, pueden evitar problemas como la mastitis, por ejemplo.

- Estimular el vínculo materno. Cuánto más brazos, más contactos piel a piel, más caricias, mejor para el bebé y para la madre. Es esencial este tipo de comunicación entre el bebé y su madre.

- Aunque las tareas os pueda agobiar en los primeros días es importante no olvidarse de disfrutar al máximo de vuestro bebé porque es único y especial en vuestras vidas, con cariño, dedicación y paciencia.

3 Mandamientos para padres con recién nacidos: 

1- Si puedes sentarte, no te quedes de pie

2- Si puedes tumbarte, no te quedes sentado

3- Si puedes dormir, no te quedes despierto

Fotos a bebés dormilones

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud