Cómo será mi bebé cuando nazca

El aspecto del bebé. A quién se parecerá

  • compartidos

¿Qué color de ojos tendrá mi bebé?, ¿será rubio o moreno?, ¿tendrá un hoyito en la barbilla como el papá?... Son preguntas que se hacen los padres desde el momento en el que sale el positivo en el test de embarazo.

Existe una gran curiosidad por saber a quién se parecerá el bebé y es que, por mucho que una ecografía nos muestre su carita, no nos podremos hacer una idea definitiva hasta que nazca, e incluso habrá que esperar unas semanas ya que los bebés cambian mucho durante los primeros días.

A quién se parecerá el bebé cuando nazca

A quién se parecerá el bebé cuando nazca

El ADN es el que define el aspecto del bebé, pero ¿qué es el ADN? Se trata de una cadena doble que se extiende en espiral y que está formada por unos 30 000 genes. El ADN está organizado en estructuras llamadas cromosomas.

Durante la fecundación los 23 cromosomas del óvulo de la madre se unen a los 23 cromosomas del espermatozoide del padre. Esta fusión produce una combinación única e irrepetible de 46 cromosomas. Ninguna otra persona en el mundo, ni siquiera un familiar tendrá un ADN igual, excepto los gemelos idénticos.

El bebé recién nacido tendrá la mitad de los genes heredados de su madre y la mitad del padre. Pero, es posible que el bebé se parezca más físicamente a uno o a otro, ¿por qué? Algunos genes tienen más fuerza que otros y 'ganan la partida' frente a otros.

- Los ojos: En el caso de los ojos, aunque el bebé herede el gen de color de ojos de ambos progenitores, el color vendrá definido por el gen dominante. Es decir, los ojos marrones tienen un carácter dominante y los azules o verdes recesivos. Es decir, si un progenitor tiene los ojos claros y otro oscuros, existen más probabilidades de que el bebé los tenga oscuros. En caso de que ambos tengan los ojos marrones, el bebé los tendrá de ese mismo color, aunque puede haber sorpresas si algún antepasado hubiese tenido los ojos claros.

- Color de piel: Está en el mismo caso la piel morena, que es dominante frente a la clara, e incluso el gen de la calvicie es dominante en los hombres y recesivo en mujeres.

- Altura: En cuanto a la altura del bebé, la genética tiene mucho que decir. Si los padres son altos, es posible que el bebé también lo sea de mayor, de la misma manera si son bajitos. Sin embargo, la genética por sí sola no definirá la altura del niño o la niña, también intervienen otros factores como la nutrición o las posibles enfermedades que pueda sufrir.

- Inteligencia: los científicos no se ponen de acuerdo en si la inteligencia se hereda o es producto de la educación y el ambiente en el que crece y evoluciona al niño. La realidad es que hay casos de todo tipo: niños con un cociente de inteligencia de superdotado hijo de padres con una inteligencia normal o viceversa.

Juegos para el baño del bebé

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud