Quitar el pañal al bebé según la filosofía Montessori

Cómo quitar el pañal a los niños siguiendo las ideas de María Montessori

  • compartidos

La retirada del pañal del bebé supone un reto para muchos padres, sin embargo, la mayor parte de los niños se adaptan sin problemas tras un período de adaptación, siempre y cuando, por supuesto haya llegado el momento oportuno y el niño esté preparado.

¿Cómo retirar el pañal a los bebés? ¿Qué métodos funcionan? Hay muchas teorías y trucos, pero de entre todas, en Guiainfantil.com os presentamos la que está basada en la filosofía Montessori

7 consejos Montessori para retirar el pañal a los niños

Dejar el pañal según Montessori

La filosofía de María Montessori se basa principalmente en conseguir la autonomía del niño respetando su proceso y ofreciéndole un entorno adaptado y preparado para que pueda lograrlo. Pensando en esto, para eliminar el pañal al niño, esto es lo que se debe y no se debe hacer:

- No depender de la edad del niño: según muchas teorías, cuando el niño cumple los 2 años hay que comenzar a retirar el pañal, pero la filosofía Montessori dice que el momento ideal es cuando el niño está preparado para controlar esfínteres, independientemente de su edad. Depende de su madurez a nivel fisiológico. No es algo que se aprende, es algo que se logra cuando uno está preparado.

- No depender de la estación del año: aunque en verano sea más fácil la retirada del pañal porque el niño lleva menos ropa y por la noche no se queda húmedo con el frío, es preferible eliminarlo en la estación del año en la que el niño esté preparado para dejarlo, aunque sea invierno.

- Preparar un ambiente adecuado: ofrecer al niño todo aquello que pueda necesitar y que esté al alcance de su mano, ya sea orinal, adaptador, un escalón para que pueda subir al váter y toallitas húmedas. De esta manera, cuando sienta ganas, no dependerá de nosotros y podrá solucionarlo él solo.

- No obligarle a sentarse en el váter: en vez de obligar al niño a que se siente en el váter y tenerle ahí como si fuese un castigo, es preferible irle preguntando si necesita hacer pis o caca, y estar pendientes de los gestos que hacen.

- No establecer un sistema de premios: el niño ha de ver que es un proceso normal y cuando lo consiga, habrá dado un paso más en su desarrollo. No conviene tentarle con juguetes o regalos para que lo consiga.

- No castigarle o regañarle: en el aprendizaje, todos cometemos errores, el niño también puede tener alguna 'fuga'. En lugar de regañarle, debemos restarle importancia y motivarle.

- No plantearlo como un reto que se consigue en unos días: algunos niños tardan dos días y otros quince. No existen métodos que ayuden a lograrlo en unos días determinados.

Nombres de bebés famosos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud