Cómo tratar las rozaduras del pañal en el bebé

Cómo prevenir las rozaduras en el área del pañal

  • compartidos

El área del pañal en los bebés es una zona muy delicada y que suele dar bastantes problemas. Hay que tener en cuenta que está sometida a temperaturas muy cálidas y con humedad, por lo que es fácil tener infecciones cutáneas por bacterias y hongos. 

Cómo prevenir las rozaduras del pañal, paso a paso

Las rozaduras en el área del pañal

- Lo primero y fundamental es mantener la zona bien seca. Sobre todo hay que ser muy cuidadosos con esto en los momentos en que coincide con la erupción dentaria, ya que el pH de las deposiciones puede cambiar y ser más ácido y evitar el contacto prolongado de la deposición con la piel. En ocasiones conviene cambiar el pañal cada 2-3 horas, aunque no tenga deposición, para evitar la humedad. Los pañales deben ser de buena calidad y no ponerlos muy ajustados. Si es posible debe dejarse sin pañal para que esté más seco. 

- Debe utilizarse un jabón con pH ácido, de marcas de confianza, de farmacia, sin perfume para no irritar la piel. Ah! Muy importante limitar el uso de toallitas higiénicas, que contienen alcohol y/o jabón, ya que al no aclararse después pueden dejar el jabón en contacto con la piel e irritar aún más. Deben dejarse sólo para utilizarlas cuando estamos fuera de casa. En nuestra casa es mejor utilizar una esponja natural con agua y jabón, y secar muy bien después. Si utilizamos toallitas por ejemplo para limpiar una deposición, debemos lavar después con agua y jabón. 

- Para secar la piel debemos estirarla bien para no dejar humedad o jabón en los pliegues de los muslos del bebé, ya que si queda humedad puede favorecer los hongos y las infecciones. 

- Después debemos aplicar una crema protectora. Como norma general debe aplicarse sólo en los pliegues, no hace falta por toda el área del pañal, o donde el bebé esté más irritado. Podemos utilizar una crema suave, para evitar las rozaduras, y en cuando esté ya irritado utilizar una crema con óxido de zinc en concentración alta, que funcionará como secante. Se recomienda poner una capa fina de crema para que se oxigene bien la zona. 

- En estos casos es conveniente también cambiar las toallitas normales con jabón y alcohol por otras oleosas, más suaves, con aceites tratantes, que retiran la suciedad sin irritar e incluso pueden calmar la piel. No es fácil encontrarlas en las farmacias, pero merece la pena la búsqueda. 

Si no mejora con estos cuidados en ocasiones es posible que se trate de una sobreinfección por hongos, una candidiasis, para lo cual tendremos que utilizar unas cremas especiales con antimicótico (nistatina, clotrimazol o miconazol) que nos recetará el pediatra.

Fotos a bebés dormilones

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud