La importancia del gateo en los bebés

Cuándo empieza a gatear el bebé y cómo incentivarle

  • compartidos

El gateo en los bebés es un ejercicio muy completo. Entre los 8 y los 10 meses suelen adquirir la capacidad de gatear, y son capaces de recorrer toda la casa y registrar todos sus rincones.

Lo interesante del gateo es que el niño adquiere la capacidad de desplazarse y de interaccionar con su entorno, entrena su coordinación motora, su coordinación visomotriz, aprende a calcular distancias; es importante a nivel físico e intelectual. 

Qué pasa cuando el bebé no quiere gatear 

Bebé gatea

Algunos bebés no quieren gatear, y los papás debemos 'enseñarles' a hacerlo. El gateo es muy beneficioso para la coordinación manual y visual, en él se mueven las cuatro extremidades en patrón cruzado, y debería siempre alcanzarse el gateo previamente a la marcha. En el gateo se adelanta brazo izquierdo con rodilla derecha, y luego al revés, brazo derecho con rodilla izquierda. Los comienzos son difíciles, pero después de unas semanas pueden alcanzar unas velocidades impresionantes. 

Cómo podemos ayudar a gatear al niño

Para gatear el bebé necesita coordinar y apoyar sus cuatro extremidades. Los brazos, piernas y abdominales deben soportar el peso de su cuerpo. Aquí tienes algunos consejos para ayudar a gatear al bebé:

- El bebé tiene que ser capaz de sostenerse sobre sus brazos si está 'boca abajo'. Para ellos debemos insistir en este ejercicio desde los pocos meses de edad, siempre con juegos y vigilando al bebé, sin perderle de vista.

- También podemos ofrecerle objetos estando tumbado 'boca arriba' para que aprenda a levantar brazos y piernas, intentando alcanzarlo y fortalezca los músculos de las extremidades. 

- Un paso previo al gateo es la etapa de reptar. A veces el bebé se desplaza hacia atrás en vez de hacia delante, pero no pasa nada, es cuestión de practicar. Podemos presionar suavemente las plantas de sus pies con las palmas de nuestras manos cuando trate de reptar para darle un poquito de impulso, así conseguirá avanzar hacia delante, incluso le ayudará a levantar el tronco y colocarse sobre las cuatro extremidades. 

- Para intentar que levante la barriga del suelo podemos colocar nuestros muslos debajo de su abdomen (el niño en posición boca abajo), y subiendo y bajando suavemente nuestros muslos arriba y abajo enseñarle a levantar su barriguita. Incluso si se coloca una banda de tela a modo de cinturón debajo de su tórax se puede levantar un poquito al bebé (con cuidado de que no se golpee en la cabeza). 

- Cuando sea más experimentado en el gateo podemos ponerle objetos como cojines, para que supere los obstáculos o los evite. También es bueno enseñarle a bajar de espaldas de los lugares más altos, como un escalón o una maleta grande; si se coloca con la cabeza delante ¡debemos darle la vuelta incansablemente!

Con el gateo se abre todo un mundo de posibilidades por explorar para el bebé, por lo que también están expuestos a más peligros y accidentes. No os olvidéis que deben estar siempre bajo la supervisión de un adulto.

La evolución del bebé y su entorno mes a mes

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud