Bañar al bebé recién nacido ¿sí o no?

Cuándo se debe dar el primer baño al bebé

  • compartidos

El momento del baño es uno de los más emocionantes en la relación padres e hijos. Puede ocurrir que sea un momento de verdadero placer para ambos, relajación, encuentro y espacio para compartir juegos o confidencias, o al revés, estrés, ruidos, peleas entre hermanos y entre padres e hijos. 

Todos los padres hemos vivido o viviremos las dos situaciones… Algún día si tenemos tiempo, o si estamos descansados o de buen humor, podemos disfrutar mucho del baño del niño, o si todos estamos cansados o con prisa, puede estresarnos más. Pero, ¿cuándo es conveniente bañar al bebé por primera vez?

El primer baño del bebé

Bañar al bebé recién nacido

Los niños agradecen mucho el baño por la tarde-noche como parte de su rutina diaria. Lo ideal es acostumbrarles desde los primeros días al baño antes de la última toma antes de dormir. 

En el hospital al nacer se suele esperar unas horas para darles su primer baño, para que se acostumbren un poco a la temperatura del mundo exterior. En general se les suele bañar por la tarde. El baño del hospital no es muy agradable para el bebé, la verdad. El agua está calentita, pero esa primera impresión no les suele gustar; el agua cayendo sobre su cabecita, el ruido, la esponja para quitar los restos del parto… 

Ya en casa el baño debe ser más entrañable… Debemos preparar una bañera no muy grande, una de las adecuadas para bebés. Con agua caliente- templadita. Existen termómetros de agua para los bebés, pero no hace falta, es suficiente con probarla con el codo o la mano. Eso sí, que no se os olvide probarla todos los días, porque hemos visto en el hospital quemaduras en el culete o espalda del bebé por este motivo. 

El agua debe cubrir al bebé hasta la mitad del cuerpo. Así el bebé está prácticamente sumergido en el agua, como en el útero materno, y no extrañará la situación. En cambio si ponemos poquita agua, tendrá sensación de frío y no estará cómodo. 

Debe utilizarse una esponja natural, lavarla tras el baño con agua caliente y cambiarla frecuentemente para evitar los hongos. Es recomendable utilizar una esponja para el cuerpo y otra distinta para el culete

Debe utilizarse un jabón neutro, con pH adecuado a la piel del bebé. En general recomendamos utilizar jabones comprados en la farmacia los primeros meses de vida, que no tengan mucho perfume porque pueden irritar la piel del bebé, ya además enmascarar el olor a bebé tan agradable. El pelo y la cabecita no hace falta lavarlo todos los días, pero a ellos les encanta, y con un jabón suave no pasa nada. 

Según van pasando los meses iremos descubriendo los papás cómo le gusta el baño a nuestro hijo, si quiere pasar mucho rato en el agua o por el contrario quiere salir rápido a cenar o jugar. También dependerá de nuestras prisas, y los intereses no siempre coinciden. Yo os recomiendo disfrutar del momento del baño siempre que sea posible, ya que son momentos que no se repetirán cuando sean mayores.

Juegos para el baño del bebé

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud