Actividades para estimular los sentidos del bebé

Cajas de estimulación sensorial para bebés y niños

  • compartidos

Desde un bebé recién nacido hasta una persona adulta, todo lo que conocemos del mundo que nos rodea proviene de la interpretación de los mensajes recibidos por los sentidos. Las experiencias sensoriales resultan agradables y benefician a las personas. Estas experiencias tratan de estimular los sentidos primarios sin necesidad de que haya una actividad intelectual elaborada, dichas experiencias son: la relajación, estimulación, comunicación, y movimiento. 

Cajas de estimulación de los sentidos para bebés

Cómo estimular los sentidos de los bebés

Dentro de las aulas de estimulación sensorial, utilizamos infinidad de materiales y objetos que hacen que estimulemos los sentidos a través de actividades de juego. Cuando trabajamos con estos objetos tenemos que tener en cuenta diferentes aspectos:

- El material que utilicemos ha de ser variado, para  ayudar a fomentar la curiosidad

- Cómo presentamos los materiales, pues ayuda a motivar el interés y llamar su atención.

- Un material se puede utilizar con distintas finalidades estimulativas.

- Muchos de los objetos utilizados pueden tener cualidades sensoriales en común con diferentes áreas estimulativas a la vez.

Las cajas de estimulación sensorial incluyen materiales de estimulación táctil, pero se pueden incluir materiales que puedan albergar otro tipo de materiales para estimulación, visual, auditiva, etc. Podemos realizar una que incluya diferentes materiales para estimular los diferentes sentidos, o una caja por cada uno de ellos.

Actividades para estimular el sentido del tacto en niños

Os proponemos trabajar el sentido del tacto, tan importante para el desarrollo de los bebés, para ello podemos elaborar una caja de estimulación sensorial táctil. El material utilizado para este área, tiene que tener características táctiles muy diferenciadas, además hay que procurar que las primeras experiencias táctiles le sean agradables y gratificantes para fomentar el interés de los niños.

Algunos de los materiales necesarios son: tejidos de diferentes texturas; cordones, cuerdas, cintas, tiras de plástico; papeles de periódico, de aluminio, de celofán, bolas o cuadrados de porexpán; cepillos de dientes, de limpiar zapatos; globos y bolsas de plástico; esponjas de diferentes texturas; diferentes tipos de pastas o materiales naturales como la hierba, paja, hojas, piedras, arena, agua... 

Algunas de las actividades que podemos realizar con estos materiales son:

1- Reconocimiento de objetos a través del tacto discriminatorio.

2- Utilizar manoplas de lana, de felpa, de espuma... para trabajar la consciencia corporal del niño a través de masajes.

3- También podemos elaborar un panel de texturas, son pequeñas obras realizadas a mano para que el niño toque, y experimente. Y del mismo modo podemos realizar paneles para que pisen las diferentes texturas.

Estas actividades y las distintas cajas sensoriales se pueden utilizar con todos los niños, teniendo en cuenta que los objetos que utilicemos no sean peligrosos para éstos, es decir, que no se los puedan tragar, etc……en todo caso siempre hay que supervisar estas actividades.

La evolución del bebé y su entorno mes a mes

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud