La comunicación en los bebés

Cómo entender lo que necesitan o quieren los bebés

  • compartidos

Una de las mayores preocupaciones de los padres, es saber entender a los bebés. Algo muy complejo en el momento en que no podemos escuchar sus pensamientos. Desde el nacimiento, los bebés tienen una serie de instintos, que serán los que guíen su desarrollo personal. Algunos de estos instintos van dirigidos a la comunicación y el aprendizaje del lenguaje oral. Nosotros vamos a hacer un repaso por los hitos más importantes en la comunicación.

¿Cómo se comunican los bebés?

Cómo se comunican los bebés con los demás

Primero debemos tener en cuenta que es la comunicación. Se trata del proceso, por el cual, un individuo, trasmite una información. Aunque para que sea correcta, los dos individuos deben entender el mismo código. Con lo que no todo lo que nos aporta información del bebé, no quiere decir que sea comunicación. Pero, sí que forma parte del proceso de aprender a comunicarse. Veamos los pasos que seguirá nuestro bebé hasta que quiere decirnos algo concreto y lo hace con un medio que le podemos entender.

El lloro. Es un estado que los bebés tienen desde que nacen. El lloro, les sirve a los bebés para hacernos saber que no están bien. Ya sea porque está enfermo, o simplemente porque está aburrido. En las primeras semanas, el bebé, se dará cuenta de que cuando llora vamos a acudir a él. Lo que utilizará en un futuro como llamada entre otras funciones. Será el primer proceso por el que el bebé nos trasmite sus sentimientos. Es en cierta forma una 'Comunicación negativa'.

La sonrisa. Es curioso, el proceso de la sonrisa. Ya que tiene más que hacernos saber que está bien. El ser humano cuando nace tiene un proceso por el cual tarda mucho tiempo en defenderse por sí mismo. Dependiendo así de la madre, tanto para alimentarse como para defenderse de las inclemencias de su alrededor. Con lo que aunque nos parezca curioso, desarrollamos un sistema por el que facilitar y acercar a la gente a nosotros. No es coincidencia que los bebés sean tan monos. Sus rasgos (cabeza grande, ojos grandes, la cara muy centrada y gordita) son caras que inspiran ternura y dependencia. Lo que hace que sintamos  la necesidad de protegerle. Pero, lo mismo la sonrisa. Las primeras sonrisas, serán solamente gestos, sin sentimiento detrás. Y con las semanas, el bebé comenzará a sonreírnos para crear un vínculo con él. Será una 'Comunicación positiva'.

Alcanzar las cosas. De un día a otro. Nuestro bebé nos sorprenderá gratamente. Cuando pasemos a su lado, estirará los brazos para cogernos, aunque no pueda moverse del sitio. Es el instinto de coger las cosas. Desde ese momento, el bebé intentará alcanzar todo lo que le llame la atención. En verdad es un instinto para conocer y aprender. Aunque a nosotros nos sirve como comunicación. Ya que por primera vez, sabremos de verdad lo que el bebé quiere.

Señalar. En cierto modo, está considerado el primer acto de comunicación del bebé. Este movimiento que nos parece tan sencillo. Es mucho más complejo de lo que nos imaginamos. Si te fijas, unas semanas antes de que lo hiciera, cuando señalábamos algún objeto a nuestro bebé miraba nuestro dedo. No entendía el concepto de señalar. Será de vérnoslo una y otra vez hacerlo. Seguro que cuando señalamos, luego acabamos haciendo ruido dando golpecitos con la mano al objeto que queremos que mire. Esto lo hacemos de forma innata para que el bebé aprenda. Relacionará los conceptos y tras repetírselo veces y veces, el niño entenderá el concepto y será capaz de hacerlo el mismo.

Frases de amor para educar y motivar a los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud