Los riesgos de dar alimentos crudos a los niños

Intoxicaciones alimentarias en niños transmitidas por alimentos crudos

  • compartidos

Las toxiinfecciones alimentarias son el resultado de comer o beber alimentos contaminados con una o varias clases de microorganismos. No todos los microorganismos causan toxiinfecciones, algunos, como las bacterias lácticas, son responsables de la transformación de la leche en otros alimentos como el yogur o el queso mediante la fermentación. Sin embargo otras, como Salmonella, Shigella, E. coli, Campylobacter, o algunos virus como los pertenecientes al grupo de novovirus, son potencialmente peligrosos.

Síntomas de intoxicación alimentaria en niños

Bebé come sushi

A pesar de la variedad, casi todas estas infecciones tienen una sintomatología común, incluyendo nauseas, vómitos, diarreas y calambres abdominales, y, con frecuencia, fiebre y otros malestares. Los síntomas pueden aparecer entre 2 y 48 horas tras la ingesta del alimento en mal estado, dependiendo de diversos factores, como la carga microbiana, la cantidad ingerida y la virulencia de la cepa en cuestión, siendo esta ultima la principal determinante de la gravedad del episodio.

Tipos de bacterias que transmiten una infección mediante alimentos crudos

1. Campylobacter:  suele ser la más bacteria común en causar toxiinfecciones, seguida de Salmonella. En general, puede encontrarse en carne de pollo cruda o poco cocinada, así como en leche o agua en malas condiciones. No suele transmitirse de persona a persona, pero conviene extremar las precauciones y la higiene para evitar contagios. La duración media de la sintomatología es de entre 2 y 5 días, aunque en casos de defensas bajas puede llegar a durar 10 días.

2. Salmonella y Shigella: pueden encontrarse en huevos y carne crudos o poco cocinados, así como en leche y productos lácteos en mal estado, por ejemplo, al romperse la cadena del frio. La duración de esta toxiinfección es extremadamente variable, así como su gravedad. En algunos casos es necesaria una dieta libre de lactosa para acabar definitivamente con la presencia de Salmonella.

3. E. coli: es una de las toxiinfecciones que más gravedad llega a presentar, manifestándose en forma de diarrea sanguinolenta. Así, E. coli O157:H7 es la cepa más peligrosa de todas, requiriendo en muchos casos la hospitalización del paciente, sobre todo si se trata de bebes y niños. E. coli, puede encontrarse en casi cualquier alimento que pueda haberse contaminado con heces de animales, o en el agua de bebida. 

4. El grupo de novovirus: entraña particular peligro ya que comprende una gran variedad de cepas, por lo que, desarrollar inmunidad a ellos es prácticamente imposible. Pueden encontrarse en alimentos, pero también en utensilios y superficies en contacto con ellos, y por este motivo puede transmitirse fácilmente de in individuo a otro, sobre todo teniendo en cuenta que los niños comparten cubiertos, vasos etc.

5. Botulismo: Otra de las infecciones de gravedad en la infancia es el botulismo, causado por la toxina botulínica. Clostridium botulinum es la bacteria que produce esta toxina, una de las más peligrosas que se conocen, ya que afecta sistema nervioso, pudiendo llegar a causar la muerte. La ausencia de este patógeno o sus esporas, no se puede garantizar 100% en las conservas o en algunos alimentos como la miel, por lo que conviene evitarlos en la infancia.

El correcto cocinado y la higiene en la preparación de los alimentos son las principales maneras de evitar las toxiinfecciones alimentarias. Además, respetar la cadena de frio y evitar las contaminaciones cruzadas, es decir, el contacto de alimentos crudos con otros ya cocinados, es primordial para mantener los patógenos alejados.

Dibujos para colorear de comidas y alimentos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud