Ventajas y desventajas de mascar chicle en la infancia

Cómo afecta a la salud de los niños el consumo de chicles

  • compartidos

Está claro que a los niños les encantan las chucherías, tan claro como que no deberían abusar de ellas. Lo mismo ocurre con los chicles o la goma de mascar que muchos niños empiezan a consumir desde una edad temprana sin que sepamos muy bien cómo repercuten en la salud de los niños.

¿Deben los niños mascar chicle sin restricciones? Analizamos las ventajas y las desventajas que tiene mascar chicle para los niños, algo que en principio no debería ser un problema pero que, como todo en cuestión de hábitos, es cosa de moderación. Aunque lo ideal que no habituemos a los niños a comer golosinas o chucherías.

Ventajas de mascar chicle para los niños

Niño con chicle

Aunque parezca increíble, mascar chicle tiene algunos beneficios para los niños y también para los adultos. Uno de ellos es que la masticación produce una mayor cantidad de saliva y eso ayuda a la digestión y a no tener la sensación de boca seca. El chicle también reduce la sensación de apetito y eso puede servir para que los niños no estén picando entre horas.

Para los niños que sufren ansiedad o que son demasiado nerviosos mascar chicle puede servir como un método para reducir los nervios. Y hay incluso dentistas que recomiendan el consumo de chicles con xilitol para reforzar el esmalte dental, frenar la aparición de placa en la boca y aportar fosfato de calcio. En ocasiones, también se recomienda masticar chicle por razones médicas en los casos de otitis o para estimular el desarrollo mandibular.

Desventajas de mascar chicle para los niños

Lógicamente estas ventajas pueden tornarse en inconvenientes si los niños abusan de los chicles. La sensación de saciedad que puede evitar comer en exceso, también puede provocar gases y otros problemas gastrointestinales. Y el desarrollo mandibular puede verse perjudicado si el consumo de chicles es excesivo. Además, no se recomienda que los niños masquen chicles hasta pasados los 4 años.

La principal desventaja de mascar chicle se encuentra en los chicles con azúcar por los evidentes riesgos para la salud bucal de los niños. Como cualquier otra golosina, los chicles contienen demasiado azúcar y pueden provocar problemas como la diabetes o el sobrepeso y los colorantes utilizados no son precisamente los componentes más saludables para un niño.

Tan negativo sería demonizar el consumo de chicles en los niños como promover su consumo sin medida. Mención aparte merece el mito o la leyenda urbana de los problemas gastrointestinales que puede ocasionar tragarse el chicle. Que un niño se trague por accidente un chicle no supone un riesgo para su salud, pero eso no es impedimento para que prestemos mucha atención cuando los más pequeños tienen un chicle en la boca.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com

Dibujos de frutas para colorear con los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud