Proporciones de la dieta equilibrada para los niños

Cantidades de hidratos de carbono, proteínas y grasas para los niños

  • compartidos

¿De qué nutrientes debe estar compuesta la dieta ideal de los niños? La nutricionista Lucía Bultó explica cuáles son las proporciones de proteínas, hidratos de carbono y grasas que necesitan los niños para crecer sanos y fuertes. 

Proporción y cantidad son las palabras clave de una dieta equilibrada y balanceada para los niños. El apetito de cada niño marca, en la mayoria de las ocasiones, la pauta de lo que debe ingerir cada uno en función de su edad, de la actividad física y deportiva que realice a diario y del periodo del desarrollo en el que se encuentre, debido a que en los picos de crecimiento se come más.

Cantidades de la dieta ideal para los niños

Proporciones de la dieta de los niños

La dietista-nutricionista Lucía Bultó, autora del libro Los consejos de Nutrinanny, asegura que el desarrollo de cada niño, en lo que respecta a sus características de peso, talla y madurez, varía y esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de pautar la alimentación. Además, los varones suelen tener una envergadura mayor que las niñas y eso hay que tenerlo en cuenta a la hora de llenar los platos. Por regla general, las niñas deberían comer un 10 por ciento menos que los niños.

Unas cantidades dadas por las autoridades mundiales sanitarias, que marcan la pauta que sirve como punto de partida para organizar las cantidades ideales de la comida de los niños. Según las recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud):

- alrededor de la mitad de las calorías totales que ingieren los niños al día deben proceder de los hidratos de carbono
- entre el 12 y el 15 por ciento debe venir en forma de las proteínas
- entre un 25-35 por ciento en forma de grasa.

Después cada niño debe mover esas cantidad en función de sus necesidades, dependiendo del momento de la vida que esté atravesando, de la edad en la que se encuentre, niños con crecimiento más retrasado... Siempre será el pediatra o el nutricionista quien ajuste las cantidades dependiendo de la situación en la que se encuentre el niño y de su estado de salud. Así una persona con actividad física moderada debe consumir una cantidad menor de nutrientes que una persona con mayor actividad; la edad también es un factor importante, los niños y adolescentes consumen más cantidad de nutrientes que las personas mayores.

La mitad del plato debe estar lleno de hidratos de carbono entre los que se encuentran el pan, la pasta, las patatas y el arroz. Entre un 12 y un 15 por ciento de ese mismo plato debe contener alimentos proteícos carnes, pescados, huevos, jamón, legumbres, lentejas, judías, garbanzos, y el resto, es decir, las grasas debemos contarlas en función de la grasa que lleva la carne o el pescaso, del aceite con el que cocinamos y los frutos secos, que son ricos en grasa. 

El clima del lugar de residencia también es importante ya que se suelen consumir más frutas y hortalizas en zonas cálidas que en lugares frios donde se prefieren comidas calóricas. No obstante, respecto a las proteínas se recomienda no sobrepasar los 0,8 g. por kilo de peso y día y en cuento a los hidratos de carbono se recomiendan en 4,5 g. por kilo de peso y día.

La pirámide de una buena dieta equilibrada para los niños

1. Consumo básico. En la base de la pirámide se encuentran los alimentos que debemos consumir a diario como cereales, patatas, verduras, hortalizas, semillas, frutas, leche, proteínas, derivados de la leche y aceite de oliva.

2. Consumo alterno. En el escalón central se sitúan los alimentos que debemos ingerir varias veces por semana (no cada día) como legumbres, frutos secos, pescados, huevos y carnes magras.

3. Consumo ocasional. En la cúspide de la pirámide los alimentos de consumo ocasional son la bollería, los azúcares, los refrescos, las grasas y las carnes rojas.

Papillas de fruta y purés de verduras y carnes para el bebé

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud