Por qué nacen niños pelirrojos

Las claves que resuelven por qué algunos niños nacen con el pelo rojo

  • compartidos

¿Cuántas veces, antes de ser mamás, nos hemos imaginado cómo serán físicamente nuestros hijos? Nos los imaginamos cuando ya tienen dos o tres años, probablemente con las facciones similares a las nuestras, y con nuestro mismo color de pelo.

Sin embargo, muchas veces esto no se cumple y los bebés no sacan nuestros rasgos, ni siquiera la misma tonalidad del cabello, que es el signo más reconocible a primera vista. Cuando un niño tiene el pelo rubio, suponemos que es porque su padre o su madre nacieron también con ello así, y nos sucede lo mismo con melenas morenas o castañas. Pero, ¿esto pasa siempre? ¿Y qué hay de aquellos niños que tienen una divertida mata de pelo pelirroja?

Por qué algunos niños tienen el pelo rojo

 Por qué nacen niños pelirrojos

Para empezar, hemos de saber que hay dos tipos de genes: dominantes y recesivos. Los primeros son los que más prevalecen, es decir, los que más podemos encontrar, como serían en el caso de las personas que tienen el pelo moreno. En cuanto a los niños que nacen pelirrojos, son los que cuentan con estos genes recesivos, que no se dan de una manera tan habitual.

¿Cómo podemos explicar que de una pareja de rubios, o morenos, con sus padres con los colores habituales de pelo en nuestra sociedad, nazca un niño o niña completamente pelirrojo?

Hemos de tener en cuenta lo anterior, que este gen pelirrojo es recesivo y que aunque está presente en la biología, no prevalece sobre los demás.  Puede ser porque en las dos parejas de abuelos, los dos cuentan con estos genes recesivos, que aunque no prevalecen sobre los dominantes, darán lugar a hijos que serán los padres del futuro pelirrojo y que cuenten tanto con genes dominantes como recesivos. Esto podría dar lugar en la siguiente generación a ese niño travieso de pelo rojo.

Cómo saber por qué nuestro hijo es pelirrojo

Esto quiere decir que dependiendo de nuestros genes, nuestros hijos tendrán un color de pelo u otro aunque nosotros no lo tengamos, ni siquiera nuestros padres, abuelos o generaciones anteriores.

La consecución de los genes recesivos en padres e hijos puede dar lugar entre sí a un nuevo gen recesivo que será el que hará posible que peinemos a nuestro pequeño con ese color tan divertido y personal que es el rojo.  

Educar en valores a los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud