Beneficios del albaricoque y el melocotón para los niños

Qué ventajas tiene incluir el melocotón y el albaricoque en la alimentación infantil

  • compartidos

La alimentación del niño es fundamental para el crecimiento y el desarrollo de su organismo. Para una alimentación equilibrada, sana y saludable, se recomienda el consumo diario de frutas y verduras repartidas en 5 raciones

Las frutas en general son ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes, además de aportar agua y fibras que ayudan a tener sensación de saciedad, previniendo el sobrepeso y la obesidad infantil gracias a su bajo valor calórico. Asimismo, ayudan a evitar otro tipo de enfermedades. Analizamos dos de las frutas típicas del verano: el melocoton y el albaricoque.

5 beneficios del melocotón para los niños

Beneficios del melocotón

El melocotón (durazno) o la nectarina son frutas similares. La nectarina es una variedad de melocotón que con el tiempo ha mutado. Estos son sus principales beneficios: 

1. Una de las propiedades del melocotón es que es muy hidratante. Por lo tanto es refrescante.

2. Es una de las frutas con hueso que contiene más vitamina C, un antioxidante muy potente.

3. Contiene vitaminas del complejo B (B1, B2, B3, B5, B6 y B9). Estas vitaminas ayudan a transformar los alimentos en energía, cuidan la salud mental, fortalecen el sistema nervioso y cuidan la salud del corazón, entre otras propiedades.

4. Es rico en fibras, que ayudan a la digestión y a tener sensación de saciedad.

5. Al no contener azúcares simples, evita la formación de caries.

¿Cómo consumirlo?: Se puede consumir fresco, en zumos o batidos. En Europa, se puede encontrar desde mayo hasta septiembre. La intensidad  del color del melocotón no es señal de madurez, el color varía de rosado a rojo oscuro. Una buena fruta es la que es blanda, tiene un olor intenso y la piel lisa.

Beneficios del albaricoque para los niños

El albaricoque fresco o seco es muy apreciado por sus cualidades gustativas y nutritivas, además de tener pocas calorías y provocar una buena sensación de saciedad.

1. Contiene vitamina A,  carotenoides, vitamina C y licopeno, todos ellos poderosos antioxidantes que  ayudan  a proteger a las células para que no sufran daños y así evitar enfermedades. 

2. También contiene vitamina B3 o NIacina: esta vitamina es necesaria para transformar los hidratos de carbono en energía, para mejorar los niveles de glucemia y para la actividad muscular, entre otras funciones.

3. También contiene vitamina B5 o ácido pantoténico, que ayuda al funcionamiento del sistema nervioso y del sistema inmunitario.

4. Además el albaricoque combate la anemia gracias a su alto contenido en minerales como el cobre, el hierro y el magnesio.

5. Al no contener azúcares simples, evitan la formación de caries.

¿Cómo consumirlo?: Se puede consumir fresco, en zumos o batidos con leche o yogur. Se puede encontrar desde mayo hasta agosto. Es importante consumirlo bien maduro, con un color amarillo-naranja, olor intenso y la piel lisa. 

Los albaricoques secos podemos encontrarlos durante todo el año y son ideales para meriendas y medias mañanas. Es un alimento especialmente indicado para la dieta de niños deportistas.

Dibujos de frutas para colorear con los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud