10 consejos infalibles para que los niños se aficionen a comer verduras

Cómo lograr que los niños coman verduras

  • compartidos

Las verduras son uno de los grandes caballos de batalla de la edad pediátrica. Si bien hay niños que disfrutan comiéndolas, es cierto que a muchos les supone un auténtico quebradero de cabeza.

Y es que hay una disociación entre la recomendación sanitaria (las verduras son una fuente espléndida de fibra, minerales y vitaminas) y el gusto de los más pequeños. A continuación, con la ayuda del chef Rodrigo de la Calle, aportamos una serie de pistas para conseguir que los niños no se quieran meter debajo de la mesa cuando les comentamos que toca comer verduras. 

Trucos útiles para que tus hijos coman verdura 

Consejos para que los niños tomen verduras 

1- Huye de la sobrecocción. La cocción excesiva de algunas verduras, como las crucíferas (repollo, coliflor, coles de Bruselas) genera un olor sulfurado que resulta desagradable. Es recomendable cocerlas durante menos tiempo, o recurrir a técnicas de cocinado alternativas a la cocción, como el wok, la plancha, el horneado o la parrilla.

2- Fomenta el picoteo vegetal. Comer un puñado de frutos secos (por encima de los cinco años de edad), morder un trozo de manzana, o un poco de pan con tomate son un picoteo excelente, lleno de salud.

3- Haz presentaciones divertidas. Introduce elementos lúdicos y trampantojos en sus elaboraciones caseras de vegetales. La infancia es juego, y el elemento “sorpresa” les servirá para introducirse de lleno en el mundo de las verduras.

4- Da ejemplo. Cuando los padres acogen con agrado alimentos vegetales, es más fácil que al niño también le apetezcan.

5- Introduce verduras en las celebraciones familiares. Den a los vegetales mayor presencia en las celebraciones festivas y familiares, hasta ahora copadas por carnes, mariscos y pescados. Recuerda, por ejemplo, las tradicionales “calcotadas” catalanas, donde conviven armónicamente los embutidos y la carne a la brasa con vegetales.

6- Pasea por el campo y descubre. Los paseos por el campo pueden ser una buena excusa para probar directamente elementos vegetales, así como para descubrir cómo son las plantas que dan las calabazas, los pimientos, los tomates, las moras, las uvas, etc.

7- Lleva a los niños a hacer la compra. Involucre a los niños en el proceso de compra. A los niños les va a sorprender el gran colorido del mundo vegetal.

8- Crea su propio huerto. Cree un pequeño huerto urbano, donde los niños se interesen por el ciclo vital de los vegetales.

9- Introduce elementos vegetales en licuados y zumos. No tengas miedo a crear. Inventa sus propios licuados y/o zumos vegetales, de base natural. 

10- Comenta a sus hijos que las verduras son importantes para la salud. Conviértete en un aliado de los pediatras y nutricionistas, y explica a tus hijos que comer verduras, frutas, hortalizas, cereales y legumbres es como meter dinero en el banco de la salud.

Papillas de fruta y purés de verduras y carnes para el bebé

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud