Por qué el bebé se retira del pecho

Problemas con la lactancia materna

  • compartidos

Las causas de que el bebé se retire del pecho pueden ser muchas, y generalmente si sabemos cuál es el motivo, podemos solucionar el problema. Pero localizar el motivo no siempre es fácil, y en ocasiones se mezclan varias causas a la vez. Es algo que ocurre con bastante frecuencia, y de hecho, casi todos los bebés tienen algún episodio o periodo de rechazo durante la lactancia, que suele ser transitorio y no significa la retirada definitiva de la lactancia materna. 

Por qué el bebé se retira del pecho durante la lactancia

Bebé mamando

Durante las primeras horas de vida de forma natural el bebé no querrá mamar después de la primera toma de pecho, quedándose unas horas un poco adormilado. Hay que procurar tenerlo cerquita, en contacto piel con piel, para que cuando se despierte tenga el pecho a su alcance. Pero, ¿por qué el bebé rechaza el pecho más adelante, si se inició sin problemas el proceso de la lactancia? Aquí tienes algunas de las razones: 

- Si el bebé sólo quiere mamar de un pecho cada vez es un “falso rechazo”. La razón es que está totalmente satisfecho con la leche que obtiene de un solo pecho y no necesita comer más. Hacia el segundo o tercer mes el bebé sabe comer más deprisa y puede sorprender a la madre.

- En el caso de que rechace un pecho de forma constante, y sólo quiera mamar de uno concreto, puede ser porque la postura sea inadecuada y dificulte el agarre, por alteraciones del pezón, porque el bebé tenga algo que le duela en el lado de apoyo (oído, fractura de clavícula, molestias en el brazo tras la vacuna, hematoma en la cabecita tras el parto…) 

- Si la madre tiene mastitis el sabor de la leche suele cambiar y el niño suele rechazar el pecho afectado. 

- Si el bebé rechaza ambos pechos puede ser por cambios en las rutinas (incorporación de la madre al trabajo, mudanzas, viajes, inicio de guardería…). También si la madre tiene la regla o está embarazada, lo que puede variar el sabor de la leche. O si cambia el olor de la madre (jabones nuevos, perfumes o desodorantes fuertes, exceso de sudor).

- Puede ser que el bebé se asuste mientras se amamanta, con un ruido fuerte o movimientos bruscos.

- En casos de alergia a la leche el bebé puede manifestar incomodidad tras la toma o durante la misma. Si el bebé tiene gases puede estar molesto durante la toma, echarse hacia atrás como arqueándose y llorando. 

Qué hacer si el bebé rechaza el pecho en la lactancia

Para mejorar estas situaciones hay que procurar tranquilizarse, y entender que la madre puede ayudar al niño a engancharse bien. Hay que estimular el contacto piel con piel, se puede cambiar la posición de lactancia y la mamá debe sacar la leche del pecho que rechaza para no provocar ingurgitación o mastitis y no disminuir la producción de leche en esa mama.

Debemos armarnos de paciencia, porque vemos que las causas son diversas. Siempre debe mostrarse mucho amor al bebé y favorecer el contacto físico piel con piel.

La lactancia materna en el arte. El arte de amamantar a los bebés

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud