Miedo a no tener suficiente leche para amamantar al bebé

Mitos y errores sobre la producción de leche materna

  • compartidos

La falta de seguridad en una misma, el cansancio, la inexperiencia y los consejos 'bienintencionados' de las personas más allegadas son algunos de los motivos cualitativos que consiguen convencer a una madre lactante de que su leche no es suficiente para alimentar a su bebé.

La clave: confiar en una misma. Cuando estos miedos se instauran en la cabeza de una mamá, y más aún si es primeriza, es muy difícil combatirlos. Tanto, que a veces están directamente relacionados con el abandono prematuro, e innecesario, de la lactancia materna en exclusividad; o en el mejor de los casos, se opta por la lactancia mixta.

Cómo saber si tengo leche suficiente para alimentar al bebé

Miedo a no tener leche para el bebé

Entre los aspectos cuantitativos se encuentra principalmente el peso, que es el indicador por excelencia de que el pequeño está creciendo. A la hora de valorar este incremento, es muy importante tener en cuenta las Curvas de Crecimiento de la OMS, que muestran las estadísticas de los lactantes alimentados en exclusividad con leche materna.

Otro mito a desterrar es el del tamaño del pecho. Pechos más grandes no tienen más leche en comparación con otros más pequeños. Es decir, el tamaño del pecho no importa. 

La prolactina es la hormona que hace que la glándula mamaria fabrique leche. Cuanta más prolactina, más leche. Y cuánta más succión, más leche se produce, independientemente del tamaño del pecho. Es decir, si un bebé tiene mucha hambre y mama mucho, se produce mucha prolactina y, por tanto, más leche.

Pero si tiene poca hambre o no se le da de comer siempre que lo pide (la famosa pauta de cada tres horas en vez de hacerlo a demanda), mamará poco y se producirá menos leche. Si esto ocurre con frecuencia, cada vez la madre tendrá menos leche. Así que la única manera de conseguir una mayor producción es que haya una mayor succión. Cuando la lactancia está instaurada, la producción de la leche se regula en función de las necesidades del bebé; o de los niños en el caso de que sean gemelos, e incluso, trillizos. La naturaleza es sabia.

Recomendaciones de mamá a mamá para conseguir estar más tranquila:

1- Intenta hacer 'oídos sordos' a los consejos que muchas personas se permiten dar -sepan o no de lactancia- y céntrate en los de las personas que tienen una formación específica. Como por ejemplo, el personal sanitario formado en esta materia, Asesoras de Lactancia o madres experimentadas.

2- Es muy recomendable acudir a los Grupos de Lactancia, en los que se comparten muchas experiencias entre mujeres que están pasando por lo mismo que tú y que te comprenderán a la perfección. Hay muchos tipos de grupos y de enfoques. Si las personas que forman uno no te convencen, busca otro en el que te sientas cómoda.

3- Recuerda que la leche materna es muy digestiva y el bebé la digiere en dos horas, por lo que es habitual que demande pecho cada dos o tres horas. Y eso también incluye la noche, claro. 

4-Si sientes los pecho más blandos después de amamantar no te asustes, se debe a que se han vaciado considerablemente, aunque los lactantes nunca los vacían al 100%.

5- En torno a los 3 meses, los bebés experimentan la denominada 'Crisis de los tres meses', que consiste en que al ser más grandes succionan más rápido y, además, comienzan a interesarse por el mundo exterior. Por un lado, tardan menos en mamar y, por el otro, están más distraídos y juguetones, por lo que muchas madres piensan que ya no tienen suficiente leche. 

En resumen, si se sospecha que el niño no está engordando lo suficiente se puede controlar -preferentemente sin obsesiones- el peso, las deposiciones y su estado anímico. Pero lo más beneficioso para el pequeño y la mamá será no tener en cuenta esos consejos de "expertos" en lactancia materna, porque repercutirá positivamente tanto en la confianza en ella misma como en el crecimiento saludable de su bebé.

Susana Torres. Colaboradora de Guiainfantil.com y Asesora de lactancia.

12 recuerdos del embarazo y la maternidad en fotos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud