La lactancia materna a demanda

Qué significa exactamente amamantar al bebé sin horarios ni tiempos

  • compartidos

La lactancia materna es la forma normal, natural y más saludable de alimentar a los bebés.La Organización Mundial de la Salud (OMS) y numerosas organizaciones científicas nacionales e internacionales (entre ellas la Asociación Española de Pediatría) recomiendan y fomentan la lactancia materna exclusiva los seis primeros meses de vida y, continuar con la lactancia materna a demanda, junto con otros alimentos, hasta los 2 años o más, según el niño y la madre lo deseen.

Qué es la lactancia materna a demanda

mama-da-de-mamar-bebe

Hasta hace no mucho tiempo estaba extendido entre madres y profesionales la creencia de que el bebé necesita tomar el pecho de su madre 20 minutos de cada pecho (cada tres horas) para obtener el alimento necesario para cubrir sus necesidades. Tristemente aún hoy se continúa escuchando de vez en cuando esa recomendación. 

Estas recomendaciones se hacen pensando que dar el pecho materno sólo cubre las necesidades nutricionales del bebé, pero la leche materna es mucho más que un alimento. Ésta ofrece muchas ventajas para la salud física y psíquica de la madre y del niño, como así lo avalan muchos estudios científicos.

La alimentación al pecho tiene que ser a demanda. Esto significa que hay que ofrecer el pecho al bebé cuando éste lo pida y durante el tiempo que quiera, hasta que lo suelte espontáneamente.  Es decir, que la lactancia a demanda es dar el pecho sin horarios ni tiempos de duración.

Beneficios de la lactancia materna a demanda para la madre y el bebé 

Gracias a la lactancia materna a demanda, se regula la producción de leche según las necesidades del niño, se asegura la ingesta de leche del inicio y del final de la toma, cuya composición es diferente, y se logra un buen vaciamiento del pecho, evitando una excesiva acumulación de leche que puede ocasionar ingurgitación y mastitis (problemas que muchas veces hacen fracasar la lactancia materna). Con la alimentación a demanda conseguimos:

 - Una adecuada ganancia de peso del bebé (ya que al vaciar el pecho, es capaz de llegar a la porción más grasa de la leche, que lo sacia y le ayuda a engordar)

- Una correcta regulación de la leche producida por la madre y la necesitada por su hijo (es el bebé el que marcará según su necesidad en cada momento. La cantidad de leche que produce su madre, así en los picos o brotes de crecimiento, que necesita más calorías y nutrientes el bebé mamará más a menudo)

 Muchos niños, además de alimento, buscan consuelo en el pecho de su madre. Un bebé que llora y que demanda ser amamantado necesita a su madre. Retrasar innecesariamente el momento de la toma causa un sufrimiento evitable tanto para el bebé como para su madre.

12 recuerdos del embarazo y la maternidad en fotos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud