Cómo preparar el pecho para amamantar al bebé

Preparar el pecho para una lactancia materna sin dolor

  • compartidos

Tanto en consultas como en las clases de preparación a la maternidad, es muy frecuente que las mujeres nos pregunten a las matronas acerca de la mejor manera de preparar el pecho para conseguir una lactancia materna exitosa

La respuesta más adecuada que podemos dar las asesoras de lactancia y matronas es que la mejor preparación es siempre la información.

Consejos para preparar el pecho para la lactancia

Bebé mamando

La evidencia nos demuestra que no hay ninguna técnica que haya demostrado ser eficaz para la preparación del pecho durante el embarazo para la lactancia, de hecho la aplicación de cremas, masajes o incluso el cepillado del pezón con un cepillo de dientes para conseguir un callo pueden llegar a ser contraproducentes para ese pecho y la posterior alimentación del bebé.

Es conveniente  desmitificar algunas prácticas habituales durante el embarazo:

1. Aplicación de cremas: el objetivo es evitar la aparición de grietas. Sin embargo sabemos que las grietas en los pezones (heridas muy dolorosas) se deben generalmente a un mal agarre por parte del bebé, es decir a cuestiones mecánicas relacionadas con la succión. Es por ello que por muchos ungüentos que apliquemos no las vamos a prevenir, sin embargo usados en exceso podremos reblandecer la piel, e incluso lesionar la zona (puerta de entrada para diferentes gérmenes).

2Masajes o pellizcos en los pezones: el objetivo de esta práctica es 'hacer pezón', en aquellas mujeres que lo tengan plano o invertido. La estimulación del pezón puede provocar contracciones (al liberar oxitocina) que provoquen el parto de la mujer embarazada. Además cuando el bebé nazca, la succión que ejerce tiene una fuerza tan grande que será capaz de sacar el pezón plano, incluso muchas veces los invertidos. Siempre recomendamos que se acuda a la matrona ante un pezón invertido, ella nos indicará una vez que nazca el bebé, cual es la mejor manera de evertirlo.

3. Acudir a grupos de lactancia: es aconsejable ver como lo hacen otras madres, el observar como otras mujeres dan el pecho es una manera natural de aprender algo que también es natural; como es la lactancia materna. Cada vez son más los grupos de apoyo a la lactancia y crianza y cada vez son más las mujeres embarazadas que acuden antes de tener a sus hijos para buscar asesoramiento.

4. Información: tanto en asociaciones no profesionales, como en las clases de preparación a la Maternidad, como en la consulta de la matrona. Las mujeres deben saber los pros y contras de la lactancia materna, lo que implica para el bebé y para ella. Además de conocer los posibles problemas con los que se puede encontrar (ingurgitación mamaria, lactancia dolorosa, grietas...) y a quién acudir, y como se puede solucionar.

La lactancia materna en el arte. El arte de amamantar a los bebés

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud