Importancia de la vitamina K para niños y embarazadas

Por qué necesitan la vitamina K los niños y las embarazadas

  • compartidos

Tomar vitaminas es importante en todas las épocas de la vida, pero los niños y las embarazadas deben prestar especial atención a su alimentación para que se incluyan todas las vitaminas y minerales que el organismo necesita.

En esta ocasión analizamos la importancia de la vitamina K para niños y embarazadas y buscamos los alimentos más ricos en vitamina K.

La importancia de la vitamina K en la infancia y la gestación

Niño come frambuesas

Aunque necesitamos todas la vitaminas para gozar de un buen estado de salud, cada vitamina cumple una función en el organismo. La vitamina K no puede faltar porque su carencia puede ocasionar graves riesgos para la salud. La importancia de la vitamina K se observa en sus diferentes funciones.

- Esta vitamina K resulta fundamental para la coagulación de la sangre, por eso en algunos lugares se le administra al recién nacido para evitar posibles hemorragias.

- Junto con la vitamina D, la vitamina K interviene en el proceso para asimilar el calcio, por lo que resulta esencial en las épocas de crecimiento.

- También es una vitamina preventiva para algunos casos de osteoporosis, protegiendo la salud de los huesos de niños y embarazadas.

- La vitamina K puede prevenir algunas enfermedades del corazón y algunos estudios la relacionan con una menor incidencia del cáncer. Además, es importante para un buen funcionamiento hepático.

Alimentos ricos en vitamina K

La mejor forma de que niños y embarazadas obtengan todas las vitaminas y minerales para proteger su salud es a través de una alimentación variada y saludable. Pero si queremos una mayor presencia de vitamina K en la dieta diaria, estos son los alimentos más ricos.

- Las verduras de hoja verde son las que más vitamina K contienen además de proporcionar muchas otras vitaminas. Espinacas, acelgas y berros no deben faltar en la alimentación infantil por más que los niños se muestren reacios a las verduras.

- Seguimos con las verduras como fuente importante de vitamina K que encontramos en un de los alimentos más saludables que es el brócoli y también en las coles de Bruselas.

- Espárragos y encurtidos son alimentos que también proporcionan mucha vitamina K, por lo que se pueden incluir en la dieta durante el embarazo y en la de los niños.

- Algunas especias como el cilantro, la albahaca o el tomillo contienen mucha vitamina K y son excelentes para mejorar el sabor de los platos.

- Entre las frutas que más vitamina K contienen encontramos las frambuesas, las moras, los arándanos y los higos, ideales para incluir en el desayuno o en la merienda de los niños.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com

Dibujos de frutas para colorear con los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud