Alimentos diuréticos durante el embarazo

Qué alimentos evitar la retención de líquidos en la gestación

  • compartidos

La retención de líquidos en el embarazo suele afectar, en mayor o menor medida, a casi todas las mujeres. A medida que avanza el embarazo suele hacerse más intensa, sobre todo en el tercer trimestre, pudiendo continuar tras el parto, hasta que el cuerpo vuelve a la normalidad.

El edema en general está causado por la retención de líquidos y por un aumento en la presión en las venas, debido al aumento de volumen sanguíneo, y suele empeorar cuando se acusa fatiga y cuando las temperaturas son elevadas. ¿Hay algunos alimentos que ayuden a aliviar este problema?

Síntomas de retención de líquidos en la embarazada

Embarazada come ensalada

Los tobillos suelen ser los más afectados, aunque pueden aparecer edemas en los dedos, la cara y la parte baja de la espalda con cierta frecuencia. Aparte de mejorar los síntomas una vez que aparecen, pueden tomarse ciertas medidas para evitar la retención de líquidos y la aparición de edemas o al menos minimizarla.

Por otra parte, debido al aumento de volumen sanguíneo durante el embarazo, el equilibrio entre los niveles de sodio y potasio puede verse comprometido, y por tanto favorecer la retención de líquidos en el interior de las células. Las células mantienen un correcto balance hídrico mediante la osmoregulación, es decir, equilibrando los electrolitos a ambos lados de la pared celular. Para mantener este balance, es recomendable asegurarse que los niveles de potasio son los apropiados y están en equilibrio con los niveles de sodio.

Alimentos diuréticos y ricos en sodio para las embarazadas

1. Alimentos ricos en potasio: El aporte de sodio no suele generar problemas, más bien suele hacerse en exceso, por lo que es conveniente incluir alimentos ricos en potasio en la dieta. Son ricos en potasio, además del plátano, verduras como las acelgas y las espinacas, las coles de Bruselas o el repollo, las setas en general y las patatas.

2. Verduras: Algunos alimentos favorecen la función renal, pudiendo ayudar a eliminar el agua y los productos de deshecho que se acumulan en la orina, reduciendo las posibilidades de inflamación. Entre estos alimentos se encuentran verduras como el apio, la calabaza, los espárragos y judías verdes y las verduras de hoja verde, como las espinacas y las acelgas. También frutas como los cítricos, las uvas, la piña y todas las variedades de manzanas. Además de estos, el ajo y la cebolla tienen también propiedades diuréticas, por lo que se pueden añadir a los platos habituales.

3. Líquidos: La ingesta de líquidos, sobre todo agua, bien natural o en forma de infusiones, favorece su flujo en el organismo, por lo que también disminuye la retención. Aunque parezca contradictorio el hecho de que la ingesta de agua tenga esta función, esto es debido a que el agua es el vehículo de eliminación de los productos de deshecho de las células.

4. La vitamina C: También favorecen la eliminación de líquidos o disminuyen su retención los alimentos ricos en vitaminas C y E. Son ricos en vitamina C, por ejemplo, los cítricos y las fresas, y algunas verduras como el brócoli, los tomates y los pimientos. La vitamina E, al ser una vitamina liposoluble, se encuentra en cantidades considerables en el aceite de oliva y otros aceites vegetales y en los frutos secos.

Aunque la retención de líquidos parece inevitable en el tercer trimestre de embarazo, seguir una dieta apropiada puede ayudar a reducirla e incluso evitar su aparición de una manera sana y natural.

9 cosas que la mujer debe evitar durante el embarazo

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud