Vitaminas principales para la buena salud de los niños

Qué vitaminas tienen que tomar los niños y en qué alimentos están

  • compartidos

¿Para qué sirven las vitaminas?, ¿por qué es tan importante que las tomen los niños? En Guiainfantil.com te contamos todo sobre las vitaminas y sus beneficios. 

Las vitaminas son sustancias orgánicas que necesitamos para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo y nuestra mente. Las obtenemos a través de la alimentación porque nuestro cuerpo no es capaz de producirlas, por ello una carencia de vitaminas produce alteraciones en nuestro metabolismo.

Vitaminas básicas en la dieta de los niños

Vitaminas en la alimentación de los niños

Pero, no solo se trata de consumir vitaminas porque sí, hay que saber elegirlas e incluirlas en la dieta de nuestros hijos de forma correcta para aprovechar todos sus beneficios. ¿Cómo? Conociéndolas:

Vitamina A: también se conoce como retinol y su función es la de participar en la formación y mantenimiento de los huesos, dientes y la piel. También previene enfermedades infeccionas, sobre todo las del aparato respiratorio. E incluso es antioxidante, es decir, retrasa el envejecimiento celular. ¿Dónde la encontramos? En lácteos, huevos y algunas carnes como la de vacuno o el hígado de pollo. Y en alimentos de tipo vegetal está en alimentos amarillos, rojos y verdes como la zanahoria, espinacas, lechuga, brócoli, melón o mango.

Vitaminas del grupo B como la b1, b2, b6 o b12: es fundamental para el crecimiento y además ayuda a mantener en forma el funcionamiento del corazón, el sistema nervioso y el digestivo. Y además mantiene nivelados los niveles de energía de nuestro cuerpo. ¿Dónde la encontramos? Está tan presente que no hace falta que los niños tomen suplementos, con una dieta equilibrada nuestros hijos obtendrán los niveles de vitamina B1 suficientes. Están en el pollo, pescado, carnes, en la mayoría de frutas y verduras. Pero sobre todo, los frutos secos contienen mucha de esta vitamina.

Vitamina C: indispensable para reparar los tejidos del cuerpo y es que es la responsable de producir piel, curar heridas o formar tejido nuevo, reparar los huesos, y mantener los dientes. Y, como la vitamina A, también es un fuerte antioxidante y colabora en el aumento de las defensas del cuerpo, por ello ya las abuelas  nos las recomiendan en épocas de resfriados. ¿Dónde las encontramos? Sobre todo en las frutas cítricas como naranjas, mandarinas o fresas, también contiene vitamina C el brócoli y los tomates. 

Vitamina D: Fundamental para que nuestros hijos tengan los huesos y dientes fuertes, además ayuda a que el cuerpo absorber el calcio y el fósforo, que son elementos imprescindibles para el crecimiento. Al ser una vitamina que el cuerpo almacena sus reservas no es necesario su consumo a diario. Además es una vitamina que también se obtiene a través del Sol por lo tanto no necesitamos sólo de alimentos para obtenerla. ¿En qué alimentos está? En la leche, yema de huevo, atún, sardina, cereales y queso.

¿Qué ocurre si los niños no toman las suficientes vitaminas? Estarán decaídos, y sufrirán trastornos como la anemia, anorexia, problemas digestivos, problemas en los huesos y en los músculos e incluso afecta al estado de ánimo y provoca cambios de ánimo e incluso depresión. 

Una alimentación equilibrada aportará a los niños todas estas vitaminas en su justa medida y no necesitarán de ningún suplemento. Recuerda que alimentación adecuada es aquella basada en la pirámide nutricional.

Papillas de fruta y purés de verduras y carnes para el bebé

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud