Alimentos que ensucian los dientes de los niños

Qué alimentos producen caries durante la infancia

  • compartidos

Aunque la idea de que los caramelos y dulces pueden causar caries es bien conocida, hay otros muchos alimentos que también pueden causar caries, y deben tomarse precauciones desde la infancia. En particular, los alimentos ricos en carbohidratos, algunas frutas, bebidas azucaradas y carbonatadas e incluso aperitivos salados, deben tomarse con precauciones.

Además del alimento en cuestión, hay dos factores que contribuyen a la aparición de caries, uno es la frecuencia en que dicho alimento se consume, y otro es el tiempo que las partículas perjudiciales, es decir, las que favorecen el crecimiento de las bacterias causantes de  la caries, permanecen en la boca. Alimentos que además, ensucian los dientes de los niños.

Alimentos que producen caries en los niños

Niña con piruleta

1. Caramelos. Los caramelos, sobre todo si son masticables, pueden adherirse a los dientes, haciendo muy difícil eliminar las partículas de azúcar pegadas a los dientes. Algunos, como los chupachups, se mantienen en la boca durante un tiempo prolongado, agravando el problema.

2. Refrescos. Las bebidas carbonatadas dañan el esmalte, por lo que, aunque no contribuyan directamente a la aparición de caries, si lo hacen de una manera indirecta, debilitando la barrera protectora de los dientes. La erosión del esmalte deja espacio para Streptococcus mutans, la bacteria relacionada con la caries dental, para establecerse y formar biofilms, finas películas adheridas a la pieza dental, muy difíciles de eliminar con el cepillado y que culminarán con la aparición de una caries. Las bebidas carbonatadas no suponen ningún aporte nutricional, y deberían evitarse en su totalidad durante la infancia.

3. Frutas ácidas. Las frutas son parte importante de la dieta saludable, y los cítricos son un grupo importante dentro de ellas. Su consumo debe hacerse en piezas al natural, mejor que en zumos, ya que la fruta proporciona fibra y su concentración de azúcar es menor que cuando se exprime para hacer zumo. Sin embargo, los cítricos, además de fructosa, que es un azúcar sencillo, contienen acido, por lo que, para minimizar el daño que puedan producir, deben mantenerse en la boca el menor tiempo posible.

3. Zumos y batidos. Bebidas azucaradas, como zumos o batidos, aunque no dañen el esmalte, ponen las piezas dentales en un ambiente azucarado, justo el preferido de Streptococcus mutans. Para minimizar el riesgo de caries en este caso, y limitar el tiempo que se exponen los dientes al azúcar, los zumos y batidos, aunque sean naturales, deberían ingerirse con poca frecuencia, y a través de una pajita.

4. Carbohidratos. Los alimentos ricos en carbohidratos comienzan a digerirse en la boca, tras el ataque de la saliva, rompiendo las largas cadenas de carbohidratos en azucares sencillos que son el alimento de las bacterias causantes de la caries. Estos alimentos, el pan, la pasta, las patatas o los aperitivos salados como patatas fritas o crackers, no deben comerse con frecuencia, sino en una sola toma, para minimizar el tiempo que la boca está expuesta al ácido que produce el crecimiento bacteriano.

En general, es conveniente instar a los niños a, al menos, enjuagarse la boca con agua tras la comida, para eliminar, en la medida de lo posible, tanto el ácido como el azúcar que hayan resultado de la digestión de los alimentos ingeridos. Para una mayor seguridad, lavarse los dientes tras la comida es la mejor opción.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud