Alimentos desaconsejados para bebés

Alimentos que deben evitar los bebés menores de 12 meses

  • compartidos

A partir del año, los niños pueden comer prácticamente de todo: carne, pescado, verduras, fruta... Sin embargo, hay algunos alimentos desaconsejados para bebés, que debemos vigilar y moderar, unos por el mero hecho de que son difíciles de tragar o de digerir, y otros porque simplemente el sistema digestivo del bebè, aún inmaduro, seguramente no los va a admitir bien. Muchos de estos alimentos desconsejados para bebés menores de 12 meses, en caso de que el niño los tomara, le podrían causar dolor de estómago, gases, malestar o simplemente en las deposiciones se eliminarían, prácticamente sin digerir. 

Es cierto que no todos los bebés poseen la misma maduración digestiva, por lo que los padres, con el consejo de su pediatra, son los que deben valorar la adecuación de la dieta del bebé menor de 12 meses.

Alimentos prohibidos para los bebés menores de 12 meses

Bebé come fresa

A los bebés, hay que evitar ofrecerles los siguientes alimentos hasta que hayan cumplido 12 meses de edad:

1. Sal. Un  bebé no necesita prácticamente sal en sus comidas, ya que su paladar no está acostumbrado a ella. Demasiada sal podría sobrecargar sus riñones.

2. Azúcar. No es bueno ofrecer al bebé alimentos muy azucarados, que en realidad no necesita y no le benefician. La leche y los zumos, ya llevan azúcar de manera natural y no hay que añadirle más.

3. Leche y productos lácteos. Hasta el primer año, el bebé necesita leche materna o leche de fórmula de continuación. La leche de vaca o de cabra no contiene los nutrientes que el bebé necesita, durante su primer año de vida. Además, las grasas y las proteínas que contiene la leche de vaca pueden ser perjudiciales para su estómago, ya que son más difíciles de digerir y absorber.

4. Miel. La miel no es recomendable para bebés de menos de un año. Puede ser irritante para su estómago. 

5. Huevos. Antes del primer año de edad, el huevo puede provocar reacciones alérgicas. Se empezará con la yema y, a partir del año, se añadirá la clara.

6. Marisco. Puede producir reacciones alérgicas que se manifiestan con vómitos, diarrea o manchas en la piel.

7. Legumbres. Aumentan el peristaltismo, lo cual puede favorecer la diarrea en el bebé. A partir de los 10 meses, se puede ofrecer legumbres al bebé, sólo en cantidades moderadas y en forma de puré.

8. Frutas rojas. Fresas, frambuesas y arándanos son frutas que, en algunos casos, pueden favorecer las reacciones alérgicas.

9. Frutos secos. Las nueces, almendras, cacahuetes y otros frutos secos no se recomiendan antes de cumplir el primer año de edad por posibles reacciones alérgicas. Si en el bebé hay historial de familia con alergia a los frutos secos, entonces hay que esperar hasta los 2 años de edad.

10. Alimentos que pueden atragantar al bebé, como uvas, cerezas, caramelos, palomitas, aceitunas y nueces, hay que evitarlos.

Como siempre, la paciencia, la observación y el sentido común tienen que primar a la hora de programar la alimentación del bebé. No sólo hay que vigilar qué come el niño sino, muy importante, cuánto come. Si se acostumbra al bebé a tomar unos grandes platos de papilla, se puede estar favoreciendo un futuro sobrepeso u obesidad. Hay que tener en cuenta la capacidad de su estómago y ofrecerle preparaciones que den prioridad a la calidad y a la variedad, frente a la cantidad.

 

Papillas de fruta y purés de verduras y carnes para el bebé

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud