Protección solar a niños en parques infantiles

La ausencia de protección solar en parques infantiles provoca quemaduras

  • compartidos

El cáncer de piel es muy raro en niños, sin embargo durante la infancia se agota más del 50 por ciento del capital solar que tenemos en la piel y que debe durarnos toda la vida.

Además, si tenemos en cuenta que antes de los 18 años recibimos casi el 80 por ciento de toda la radiación solar, es muy importante tomar las medidas protectoras adecuadas en los niños y bebés para evitar el melanoma o cáncer de piel en la edad adulta.

Proteger a los niños del sol previene el cáncer de piel

Bebé en columpio del parque

Los parques y espacios de recreo para niños carecen de la protección solar adecuada para evitar que los pequeños reciban sol directo y continuo mientras juegan y sufran quemaduras solares. Los dermatólogos insisten en la importancia de proteger "al máximo" a los niños de las quemaduras solares en sus primeros años de vida ya que durante la infancia estas lesiones tienen un papel muy relevante en el desarrollo posterior de un melanoma cutáneo.

Proteger a los niños del sol "es fundamental" y una responsabilidad que han de asumir los adultos educando y concienciando a los más pequeños de los peligros que éste puede conllevar. La ausencia casi total de techados o árboles frondosos en las zonas de juego infantiles, que impidan el pleno sol en los patios de los colegios o en los parques infantiles, es una medida desfavorable que va en contra de la salud de la piel de los niños y bebés. A pesar de que la mayoría de los niños usan cremas de protección solar, muchos de ellos se habían quemado al menos una vez en su vida, lo que alerta de la importancia de proteger del sol a la población infantil.

Prevención del cancer de piel en los niños

La prevención contra el melanoma se basa en la necesidad de la detección precoz de los melanomas cutáneos y en mostrar a la población sus características y los factores de riesgo, ya la prevención y el tratamiento inmediato del melanoma en la piel anulan prácticamente el peligro de muerte.

Los diferentes factores de riesgo frente al melanoma son la alta sensibilidad al sol, tener la piel, el pelo y los ojos claros, la herencia genética, la presencia de nevus en la piel (manchas en la piel) y padecer otro cáncer cutáneo. También es importante insistir en que se debe evitar las exposiciones al sol prolongadas, que se debe usar siempre el protector solar adecuado al tipo de piel, que hay que proteger especialmente de las radiaciones solares a bebés, ancianos y niños, y que las revisiones médicas periódicas son fundamentales para la prevención del cáncer de piel.

Juegos para el baño del bebé

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud