Dormir boca arriba contra la muerte súbita

Cómo prevenir la muerte súbita

  • compartidos

Uno de cada 1.000 niños mueren antes de cumplir un año de vida, fundamentalmente entre los dos y los cuatro meses, sin una causa aparente y víctimas de lo que a nivel médico se conoce como el Síndrome de la Muerte Súbita.

Hoy en día todavía no se conoce bien la causa de la muerte súbita en bebés, pero sí se cree que acostar al niño boca abajo aumenta entre siete y catorce veces el riesgo de que ocurra.

Cómo prevenir la muerte súbita

Como deben dormir los bebés para prevenir la muerte súbita

La práctica común hace años era acostar a los niños boca abajo, sin embargo, los expertos se dieron cuenta que el bebé sufría más complicaciones, entre ellas la muerte súbita. Por lo tanto, las autoridades sanitarias comenzaron a lanzar campañas de información a padres con una premisa clara: hay que acostar al bebé boca arriba.

Muchos padres se mostraban reacios a acostar al niño boca arriba al pensar que podría ahogarse si le venía un golpe de leche, sobre todo en aquellos bebés que sufren el reflujo gastroesofágico.

Sin embargo, los estudios han demostrado a lo largo de los años que la posición boca arriba reduce los casos de muerte súbita y no aumentan los casos de ahogamiento. ¿Por qué? Los bebés, aunque duerman boca arriba, suelen girar su cabeza hacia un lado y además, suelen despertarse cuando la comida llega a la laringe.

Acostar al bebé boca arriba es una manera de prevenir la muerte súbita en bebés, pero además hay otras:

- Evitar que el bebé tape su cabeza con las sábanas.

- No hace falta que el bebé disponga de una almohada, basta con el protector de cuna para evitar que se golpee con los barrotes.

- Nadie debe fumar en el entorno donde esté el bebé.

- Asegurarse que el bebé no está demasiado abrigado.

- La temperatura de la habitación no es excesivamente caliente.

- No dejes sueltos juguetes en la cuna.

Fotos a bebés dormilones

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud