El test de embarazo

Cómo saber si estás embarazada en 3 minutos

  • compartidos

Hoy en día es posible saber si estás embarazada cada vez más pronto. El test de embarazo actual es sencillo, cómodo y rápido. Puede realizarse en cualquier momento, aunque es mejor por la mañana, y en cualquier lugar, en casa por ejemplo. Los test de embarazo ienen una fiabilidad alta, sobre todo, en caso de resultado positivo. Detectan la presencia de la hormona hCG en la orina de la mujer y en sólo 3 minutos muestran el resultado.

Los test de embarazo, que se venden en la farmacia, detectan la presencia de la hormona hCG en la orina de la mujer. La gonadotrofina coriónica, hCG o bêta-hCG, es la hormona segregada por el trofoblasto, la capa celular presente justo al principio del desarrollo embrionario y que dará origen a la placenta, en el momento en que el embrión queda instalado en la pared uterina.

El test de embarazo es fiable a partir de la primera falta

El test de embarazo

La cantidad de hCG, presente en tu organismo se duplica cada 2 o 3 días, hasta alcanzar un nivel máximo hacia la 7 o 12 semana del embarazo, para después, empezar a disminuir. Este es el motivo por el que, a partir de la semana 12 de gestación, cesan las náuseas y el malestar que acompaña a la gestación durante el primer trimestre. El nivel de estas hormonas se estabiliza a lo largo de todo el embarazo y se mantiene alrededor de unas tres semanas después del parto. El test, que se presenta en forma de stick o de varilla, contiene anticuerpos que reaccionan en presencia de la hormona de embarazo y detectan si estás embarazada.

Para que los resultados del test de embarazo sean fiables es fundamental escoger bien el día en que nos hacemos la prueba, ya que la hormona del embarazo se detecta en la orina quince días después de la concepción y no antes. Aunque el óvulo haya sido fecundado, es preciso esperar unos 7 días, para que este óvulo fecundado atraviese la trompa de Falopio y alcance el útero. Una vez allí, el embrión se implanta en la mucosa uterina, es decir, anida, y para que el embarazo siga adelante, es imprescindible la segregación de la hormona del embarazo (hCG). No obstante, hasta que el nivel de hormona hCG sea lo suficiente elevado en la orina como para poder detectarse en el test es preciso esperar una semana más. Por este motivo, si te realizas la prueba antes de la fecha, es decir, antes de tener un retraso de al menos un día es probable que el test nos ofrezca un resultado poco fiable o negativo. Esta es la razón por la que hay que esperar unos 15 días para hacerse el test de embarazo después de la fecundación.

Y no sólo hay que tener en cuenta el día, sino también el momento. A pesar de que la mayoría de los tests se pueden realizar en cualquier momento del día, siempre es preferible realizarlo por la mañana, después de despertarse, ya que la orina está más concentrada. El test tiene más posibilidades de ser positivo en caso de embarazo reciente. La primera orina de la mañana es la más concentrada y, por tanto, la más indicada para tomarla como muestra para el test de embarazo. Por tanto, evita beber mucha agua antes de realizarte el test, ya que una ingesta abundante de líquido puede diluir la concentración de la hormona hCG en la orina y ofrecer un falso positivo.

Serás la primera en saber si estás embarazada

¡Enhorabuena! Si el resultado ha sido positivo no lo dudes, ¡estás embarazada! El test es infalible si el resultado es positivo, excepto si se ha producido un embarazo ectópico, que es el que se produce fuera del útero, o un embarazo anembrionado (sin embrión), que aunque elevan los niveles de la hormona, la gestación no es real. En cambio, si el resultado es negativo, es posible que estés embarazada y el test no lo haya detectado. Por este motivo, es recomendable repetir el test a los cinco o seis días. En caso de haber sufrido un aborto, debes tener en cuenta que el nivel de hormonas permanece elevado durante las semanas que siguen al aborto. La lectura del test es, por tanto, difícil después de este periodo. El resultado "embarazada" podrá ser debido a un nuevo embarazo o una tasa de hCG residual de tu embarazo anterior.

¿Cómo se hace el test de embarazo?

Debido a que existen varias marcas distintas en el mercado, conviene siempre leerse las instrucciones para no cometer errores de manipulación. No obstante, la mayor parte de los tests obedecen a un mismo principio. Basta con introducir el test, que es la varilla o el stick, en un frasco de orina que acabas de recoger o colocarlo bajo un chorrito de orina y leer la respuesta al cabo de unos 3 minutos. Esta duración varía en función de las marcas, lo mismo que la coloración. Verás que un cambio en la coloración indica la presencia de cierto nivel de hCG, mientras que una ventana de control permite comprobar que el test ha sido realizado correctamente. En caso de error de manipulación, esta casilla puede permanecer vacía.

De venta en farmacias y sin receta, ¿estoy embarazada?

Los tests de embarazo pueden comprarse sin receta médica en cualquier farmacia. Los más sofisticados ofrecen incluso una idea aproximada del tiempo de embarazo. Si el resultado es positivo y el test dice que estás embarazada, lo más recomendable es acudir a tu ginecólogo, quien comprobará tu estado de buena esperanza mediante un tests sanguíneo (análisis de sangre), realizado en laboratorio que, aunque funcionan con el mismo principio, corroborará tu embarazo. En general, los resultados de esta analítica están disponibles al cabo de 24 horas.

Marisol Nuevo.

La moda durante el embarazo

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud